26 de marzo de 2013 / 03:34 a.m.

En entrevista con el Arquitecto Héctor Benavides, Juan Pablo Ibarra Marrufo, trásito de Monterrey atropellado, relató el viacrucis que vivió al no contar con la debida atención médica en el Hospital Universitario y la clínica municipal.

El elemento regio destacó que los médicos de la clínica municipal se negaron a otorgarle las incapacidades necesarias por sus lesiones, debido a que eso solo podía otorgarlo el médico laboral, quien se encuentra de vacaciones.