7 de junio de 2013 / 03:22 a.m.

Después de pasar por varios obstáculos sobre su manera de jugar, haber vestido la camiseta de Tigres y la poca esperanza que tenían en él, Aldo De Nigris se ganó el corazón de los aficionados y no sólo eso, demostró con hechos en la cancha su capacidad futbolística, tanto que es uno de los pilares de la Selección Mexicana.

Aldo De Nigris, un ídolo rayado.