23 de septiembre de 2013 / 08:28 p.m.

Ciudad de México • En Ciudad Juárez se encendieron nuevamente los focos rojos ante la ejecución de 10 personas el pasado domingo, entre ellas tres adolescentes, una mujer y una niña, que celebraban el triunfo de un equipo de béisbol.

"El tipo de homicidio si nos debe de alertar, un homicidio con armas de asalto y donde no se respeta a nadie y abarca a mujeres y niños vuelve a ser como sucedió en 2010 en Salvárcar”, dijo Arturo Valenzuela, del Comité Médico Ciudadano y quien presidió la Mesa de Seguridad durante los tiempos más violentos de la ciudad.

La masacre en la colonia Loma Blanca es parte de una discreta pero consistente tendencia al alza en el índice de homicidios de Chihuahua, afirmó en entrevista con Milenio Clara Torres, integrante de la Mesa de Seguridad de Ciudad Juárez.

“Es un incremento todavía dentro de los parámetros (…) sin embargo, como habíamos reducido en forma extraordinaria los homicidios, este repunte de alguna forma nos llama la atención”, señaló.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General de Chihuahua, en lo que va de 2013 se han registrado en Ciudad Juárez 313 homicidios dolosos, con un incremento en el número de casos mes con mes. En enero se reportaron 26 asesinatos, en julio 33 y en agosto 49; en este último caso el incremento mensual fue de 48.4 por ciento.

El domingo por la noche, mientras celebraban su victoria en una liga de béisbol local, diez miembros del equipo Cardenales fueron asesinados en una casa de la colonia Loma Blanca. Según las investigaciones de la Fiscalía sólo hubo un tirador.

Torres dijo que las autoridades consideran dentro de lo normal el movimiento en las cifras de homicidios, aunque indica que podría tener que ver el hecho de que en los últimos dos meses dejaron de estar en las calles 200 patrullas por el alza en el costo de la gasolina, o incluso el próximo cambio de gobierno en la ciudad, previsto para el 10 de octubre.

En 2010, el año más violento en Ciudad Juárez, hubo 3075 asesinatos. Desde entonces las cifras de homicidios han ido a la baja. El año pasado se registraron 750.

El 30 de enero de ese año tuvo lugar la más violenta de las masacres en la ciudad cuando un comando armado irrumpió en una casa en la colonia Villas de Salvárcar y asesinó a 15 jóvenes que celebraban un cumpleaños.

“Debemos volver a prender todas las alertas (…) no sabemos si tenga algo que ver en los cambios o si nosotros como ciudadanos estamos descuidando alguna parte”, aseveró Torres.

Valenzuela comentó que hechos como el ocurrido este domingo en Loma Blanca dan cuenta de que los grupos del crimen organizado siguen en la zona.

ROSALÍA SOLÍS