3 de marzo de 2013 / 05:08 p.m.

La Comisión Nacional del Agua encendió la alerta amarilla en 37 por ciento del territorio mexicano donde ya existen problemas de sequía, situación que puede agravarse ya que durante este año habrá 30 por ciento menos lluvia que el promedio histórico.

“Es altamente probable que la sequía se extienda tal y como ocurrió en 2009 y 2011”, afirma el subdirector general técnico de la Conagua, Felipe Arreguín Cortés.

Sin embargo, para que ello no suceda se trabaja en medidas de prevención, señala.

El problema que se avecina es grave, pues a la falta de lluvia hay que sumar que, “en promedio, las 170 presas más importantes están a 56 por ciento de su capacidad de llenado, lo que representa 14 por ciento menos que el promedio histórico”, hasta febrero pasado, según la Conagua.

En los últimos años la sequía ha sido recurrente en el país, ya que arrasa sembradíos y mata cabezas de ganado, por lo que la alimentación en el norte y centro del país está en riesgo.

Las presas ubicadas en el Valle de México están igual o casi igual, es decir, a 58 por ciento de su capacidad.

Éstas abastecen una cuarta parte del agua que se consume en el Valle de México y “empiezan a mostrar una alerta amarilla”, señala Arreguín Cortés, y reconoce que las presas tienen “un nivel bajo”.

 — ENTREVISTA POR FRANCISCO MEJÍA