— JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO
20 de septiembre de 2013 / 12:37 p.m.

Chihuahua • Luego de declarar en “alerta máxima” a 16 municipios de Chihuahua que fueron azotados por el huracán “Manuel”, el gobernador, César Duarte Jáquez, convocó en Parral al Consejo Estatal de Protección Civil para atender esta contingencia.

El mandatario estatal, acompañado de su esposa, se traslado a dicha ciudad para definir las acciones que se pondrán en marcha para apoyar a la población que resultó afectada a consecuencia de este fenómeno que tocó tierra a las 4 de la mañana.

Al apuntar que desde 1958 no había llovido de manera similar en esta entidad, dijo que los efectos del huracán “Manuel” no han llegado todavía a esta región, “por lo tanto, hacemos un llamado de alerta a la población…”, apuntó.

Sostuvo que el Ejército está dando su respaldo en Parral, “la zona de mayor riesgo”, pero también, añadió, existe riesgo de inundación en Jiménez, Camargo, Valle de Allende, Nonoava, Balleza, Huejotitán, El Tule, Valle de Rosario, Valle de Zaragoza, Santa Bárbara, San Francisco del oro y cuatro municipios más.

“Desde las 04:00 estamos monitoreando los niveles de los ríos, las precipitaciones están muy localizadas en Guadalupe y Calvo, Guachochi y Balleza, con afectaciones a Morelos y Batopilas y las lluvias se han generalizado en el sur del estado”, afirmó.

Duarte Jáquez, acompañado de su esposa Bertha Gómez; el alcalde, César Dajlala; el comandante de la 42va Zona Militar, Luis Ricardo Díaz Palacios, así como funcionarios estatales y federales recorrieron las zonas de Parral más inundadas.

Durante su recorrido, exhortó a quienes viven en la parte baja de la ciudad, que busquen resguardo con familiares que vivan en las partes altas o bien, acudir a los albergues que se habilitaron en esta localidad.

“No se deben desestimar los efectos que el huracán “Manuel” traerán a la región y en especial a Parral, debido a que las lluvias continuarán y serán de manera más intensa, lo que provocará un aumento en las afluentes de ríos y arroyos, con los consecuentes peligros”, advirtió.

Tras destacar que permanecerá el tiempo que sea necesario para apoyar a la población de esta ciudad, el mandatario no descartó que el huracán se “estacione” en esta entidad, y aunque con menor fuerza, podría ocasionan lluvias ‘muy” fuertes, señaló.

“Se pretende evitar al máximo las afectaciones a fin de que no se presente un desastre con una dimensión como la que se prevé y desgraciadamente se está calculando, ya que las lluvias no cesan y ya se han rebasado los máximos históricos de los ríos, esto, a pesar de que el impacto del huracán no ha llegado”, manifestó.

Al expresar que todas las escuelas, gimnasios se encuentran preparados para convertirlos en albergues, dijo que a pesar de la emergencia en Guerrero, Tamaulipas y Veracruz, el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, mostró su sensibilidad para apoyar a Chihuahua.

En medio de las severas inundaciones en esta entidad, Duarte Jáquez y su esposa, dieron el banderazo de salida a los camiones que entregaran 8 toneladas de víveres en Parral, Chihuahua, y 25 toneladas en Chilpancingo, Guerrero.