11 de marzo de 2013 / 01:46 a.m.

Ciudad de México • Madres de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, Chihuahua, se trasladaron a la Ciudad de México para alertar de los 23 casos que se han registrado en la ciudad fronteriza en 2013, ya que en 20 años el apoyo de las autoridades ha sido nulo.

Silvia Banda, madre de Fabiola Pedroza y quien desapareció desde 2010, manifestó que el 15 de enero se concretó una marcha desde Ciudad Juárez hacia la ciudad de Chihuahua para exigirle al gobernador César Duarte que atendiera en una audiencia pública las demandas de un pliego petitorio realizado por el “Comité de Madres y Familiares con Hijas Desaparecidas”.

Sin embargo, afirmó que dicha audiencia no se concretó hasta el 2 de febrero pasado, pero sin obtener apoyo del gobierno de Chihuahua.

“"Ya hicimos la lucha pero no nos hacen caso. Duarte nos corrió, y el presidente municipal de Juárez le rayó la madre a mis compañeras, no nos hacen caso. Si fuera una hija del presidente (la desaparecida) ya desde cuando hubieran dado con ella, pero somos pobres, que más da"”, expresó Irma Vargas, madre de Marisela González.

Aseguraron que la nueva administración de gobierno no las ha apoyado y por el contrario se han visto amenazadas, como son los casos de Karla Castañeda y Francisca Galván, quienes tuvieron que pedir asilo político en Estados Unidos luego de ser acosadas por exigir resultados al gobierno estatal.

Explicaron que de acuerdo con las investigaciones que ellas mismas han realizado para dar con el paradero de sus hijas, la zona centro de Ciudad Juárez, Chihuahua es un lugar de alto riesgo, ya que la mayoría de las jóvenes se han desaparecido ahí; y a pesar de que han pedido que haya mayor vigilancia a las autoridades, estas no han respondido a su petición.

En conferencia de prensa convocada por el movimiento #YoSoy132, las representantes del comité aludieron a que el perfil de las víctimas es de complexión delgada y de tez morena clara, en su mayoría, para facilitar el negocio de trata de blancas.

“"En ese perfil todas son muy delgadas, es raro ver a una gordita, morenas claras y de bajos recursos. Esto tiene que ver con la trata de blancas que les deja mucho dinero"”, dijo Irma Vargas.

Dentro de los casos de desaparición, está el de Jocelyn Calderón Reyes de 13 años, quien desapareció el 30 diciembre pasado. Su madre, Perla Reyes, resaltó que el motivo de viajar a la Ciudad de México es para alzar la voz y solidarizarse con el resto de familiares de desaparecidas. Sin embargo, precisó que hasta el momento no tienen intenciones de buscar a la instancia federal para buscar algún tipo de apoyo en el proceso de investigación.

NORMA PONCE