2 de octubre de 2013 / 08:31 p.m.

México.- La organización de la sociedad civil para la asistencia humanitaria, Oxfam México, alertó sobre los retos de salud en Guerrero, debido a que medio millón de personas permanece sin agua potable, luego del paso de las tormentas Ingrid y Manuel.

Al evaluar la situación en una docena de comunidades de Acapulco, Coyuca de Benítez y Atoyac de Álvarez, expertos de Oxfam indicaron que existe situación de riesgo, además, por la pérdida de 80 por ciento de los cultivos de autoconsumo.

En conferencia de prensa, Pamela Olgeldingner, directora de Desarrollo e Incidencia de Oxfam México, presentó un diagnóstico en torno a la ayuda que se ha dado a las víctimas de las lluvias, y destacó la urgencia de campañas de concientización para evitar epidemias.

Y aunque Oxfam realiza actividades como ayudar en el diseño de una campaña masiva de salud en las comunidades afectadas; un plan para la distribución de agua potable en Acapulco y la reactivación productiva para 10 mil personas, el trabajo que falta es largo, dijo.

(Notimex)