7 de junio de 2013 / 03:16 p.m.

El alto oleaje en las playas de Acapulco provocado por el fenómeno natural "contra corriente marina ecuatorial", provocó el arrastre de mobiliario de restaurantes de playa, y que el agua del mar llegara hasta algunas albercas de hoteles sin que se registren víctimas.

Desde la mañana de este jueves, las olas en las principales playas del puerto lucieron altas y con potencia, lo que provocó que Protección civil municipal colocara banderas rojas para evitar que turistas nacionales y lugareños hicieran uso recreativo de la franja de arena.

Las olas de al menos 3 metros de altura impiden que restaurantes que se ubican en las playas del Morro a Icacos coloquen sillas y mesas, porque con la fuerza cubren toda la franja de arena consecutivamente y de manera intermitente.

El fenómeno, según Protección Civil sucede cada dos meses por lo que recomendó tanto a turistas nacionales que se encuentran vacacionando y a lugareños que no hagan uso recreativo de las playas y se mantengan alejados, para evitar accidentes.

En el hotel El Cano y dos condominios cercanos a esa hospedería, el fuerte oleaje llegó hasta su zona de albercas, donde la arena y agua de mar entró en la zona de restaurantes afectando y obligando a la gerencia cancelar esa área.

Hasta este momento, la dirección municipal de Protección Civil no reporta pérdida de vidas humanas, pero sí afectaciones a mobiliario de restaurantes de playa y en las áreas de albercas de un hotel y dos condominios privados.

— GERARDO TORRES | CORRESPONSAL