Agencias 
9 de junio de 2013 / 05:56 p.m.

El español David Ferrer, subcampeón de Roland Garros, aseguró hoy que es difícil presagiar si Rafael Nadal, que hoy sumó su duodécimo título de Grand Slam, podrá superar el récord de 17 que ostenta el suizo Roger Federer, pero matizó que si hay algún tenista capaz de hacerlo, es el mallorquín.

"Hay que ir poco a poco, no hay que pensar demasiado pero si alguien puede superar a Federer, es Rafa", comentó el de Jávea, de 31 años, que hoy perdió por 6-3, 6-2 y 6-2 la primera final de Grand Slam que disputaba, en la que Nadal se alzó con su octava Copa de los Mosqueteros.

El alicantino, que reconoció que Nadal fue mejor en la final, se dijo contento con su juego y destacó que el partido fue más apretado de lo que reflejó el tanteo final.

"Me he visto bien. Ha sido mucho más disputada de lo que muestra el resultado", agregó Ferrer, sonriente y sereno a pesar de caer contra Nadal, que entre la batería de récords que rompió hoy se cuenta el de victorias en Roland Garros, 59.

"Para ganar a Rafa en tierra tengo que jugar más agresivo, finalizar los puntos en la red y jugar mi mejor tenis. Cuando la pista está lenta es muy difícil, porque tiene más poder que yo en los golpes", añadió Ferrer.

Confesó que se sintió nervioso al saltar a la pista central Philippe Chartier en su primera final de un "grande", pero no más que en otras ocasiones.

"He pasado más nervios en Copa Davis", reveló.

El de Jávea ganará mañana un puesto en el ránking y se colocará, por primera vez, como cuarto mejor jugador del ránking de la ATP, por delante de Nadal.

"Es extraño. Hoy he perdido la final contra Rafael y mañana voy a ser número cuatro del mundo y él cinco. Se lo cambiaba, preferiría haber ganado y que él fuera cuarto en el ránking", agregó Ferrer.

El subcampeón de Roland Garros destacó que Nadal supo manejar la presión en los momentos clave y que tiene una mentalidad sin igual.

"Tiene la mejor mentalidad que he visto nunca en mi carrera", aseguró Ferrer, quien destacó que Nadal "fue muy agresivo con su derecha, no cometió errores y jugó con más consistencia".

"Es el mejor, jugó muy buenos puntos", añadió Ferrer, que insistió en que el mallorquín, de 27 años, "lo tiene todo, puede jugar agresivo, tiene mano en la red y físicamente es increíble".

"El partido estuvo bien. Me voy tranquilo, intenté hacerlo lo mejor que pude", agregó Ferrer, que ahora intentará alcanzar la semifinal de Wimbledon, algo que nunca ha conseguido.