Denisse Mesta 
27 de agosto de 2013 / 01:01 a.m.

 

Monterrey.-   • El municipio de Monterrey pagará entre 16 y 20 millones de pesos a los más de 200 tránsitos que fueron cesados por no acreditar las pruebas de control y confianza, informó la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes.

Se espera que durante esta semana los agentes cesados se acerquen al área de Recursos Humanos del municipio para conocer su situación.

 

En cuanto a los 89 tránsitos que fueron dados de baja, la edil indicó que 70 de ellos ya firmaron su conformidad.

 

Comentó que los acuerdos con los ahora ex elementos de Tránsitose han realizado de manera personalizada.

 

La munícipe aseguró que la salida de los oficiales que fueron cesados se ha dado en buenos términos.

 

Arellanes Cervantes adelantó que ya no habrá más ceses de la corporación policiaca.

 

Se espera que en los próximos días el grupo de agentes que acreditó los exámenes alcance un incremento salarial, como parte de las promesas.

 

La administración de Monterrey anunció el sábado el cese de 89 elementos de Vialidad y Tránsito, con lo que suman 206 agentes dados de baja como parte de la depuración emprendida durante la fusión de esta dependencia con la Policía Municipal.