DANIELA MENDOZA LUNA
26 de mayo de 2013 / 03:20 p.m.

Monterrey • Los recursos aún no llegan, pero lo planes se encuentran en marcha; invertir de forma focalizada en materia de prevención social buscando resultados inmediatos fue el objetivo de este programa nacional, y Nuevo León recibirá 135 millones 254 mil pesos para los 11 municipios del área metropolitana.

Las administraciones tendrán solamente siete meses para arrancar y culminar todos los programas que se han proyectado, por lo que algunos, amén de la inversión en infraestructura física, se apoyarán en los programas ya existentes en sus ayuntamientos para dirigir el recurso.

Rehabilitación de espacios públicos, parques, plazas y luminarias, son los proyectos principales de todas las gestiones municipales. Pocas consideran la construcción de nuevos espacios, pero todas esperan resultados en el corto y mediano plazo en relación a la inyección directa de recursos nunca antes recibidos.

La innovación del proyecto consiste en focalizar la inversión en uno o dos polígonos de las colonias más conflictivas en cada uno de estos municipios; una vacuna de 135 millones de pesos a 14 polígonos de pobreza en 30 colonias.

El Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia tendrá un esquema de implementación que partirá desde la rectoría de la Secretaría de Gobernación a través de cinco coordinadores regionales, que verificarán la homologación de las acciones.

En Monterrey

La capital del estado es la única privilegiada que destinará recursos para atender dos polígonos de pobreza: uno en el norte, con las colonias Valle de San Martín y Fomerrey 35; y otro en el sur, con las colonias Burócratas Estatales y Cerro de La Campana.

Serán más 30 mil personas beneficiadas en estas zonas de alta incidencia delictiva.

Destacan que la selección de los polígonos, además de la situación de seguridad, se inclinó la balanza por aquellos espacios donde hubiera serios problemas de violencia intrafamiliar, ya que una de las intenciones más importantes es justamente restablecer el tejido social.

Son 17 millones 333 mil pesos que se utilizarán en proyectos nuevos, básicamente en la regeneración de espacios y el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, a través de los promotores y talleristas, cursos, pláticas e interacción directa con el ciudadano.

Además, se rehabilitarán algunos espacios, para aprovechar la infraestructura ya existente.

Destacan que entre los principales programas se busca la integración de jóvenes y niños a una vida sana a través de deportes y talleres, pero también trabajar con los padres en una cultura de vida sana.

En algunos proyectos sociales, la participación es a veces escasa debido a que no existe una cultura desde el hogar para que los más jóvenes se integren, por lo que programas preexistentes como Padres en Alerta, serán el caldo de cultivo para permitir que esta inversión caiga en tierra fértil.

Juárez se enfocará en jóvenes

La población de Juárez se ha incrementado 500 por ciento en los últimos 20 años y es justamente el sector adolescente (entre 15 y 19 años) el que representa el mayor número de habitantes.

Por ello, la administración decidió que gran parte de la inversión de este Programa de Prevención se irá a la construcción de un Centro Municipal de Atención Integral a Menores y Adolescentes.

Serán cuatro millones 533 mil pesos enfocados en el polígono de la colonia Los Naranjos, donde habitan 10 mil 546 personas.El sector elegido tiene como problema principal la incidencia de problemas de violencia intrafamiliar; descuido de niños y jóvenes, alto índice de deserción escolar y menores trabajando.

El alcalde Rodolfo Ambriz Oviedo señala que su administración se ha comprometido con la construcción de 52 plazas y parques públicos, para dar espacio de recreación y formación a jóvenes principalmente.

Los cuatro millones y medio de pesos van a robustecer los programas ya existentes en el sector.

"Pero para nosotros es muy importante que la gente valore esto, que asista, que se comprometa; si el municipio hace el esfuerzo y les lleva cursos, talleres, pero no los toman, de nada va a servir, es importante que los padres asuman su responsabilidad", dijo.