6 de diciembre de 2013 / 08:06 p.m.

Mérida.- Mayahablantes de la zona oriente del estado, entre ellos una mujer, se alistan para convertirse en los primeros jueces indígenas en Yucatán.

La directora del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya), Lizbeth Gamboa Solís, señaló que tras concluir su preparación en los próximos días, su tarea central será acercar la justicia a sus comunidades, alejadas de la capital del estado o las principales cabeceras municipales.

Refirió que estas personas, cuya labor deberá empezar el primer día de 2014, atenderán problemas vinculados a delitos menores, como por ejemplo el robo de alguna gallina, así como intervenir en disputas entre vecinos e incluso en delitos graves como violencia en la familia.

El eje del trabajo de estos jueces, resaltó, estará basado en la mediación entre las partes afectadas, pero la solución de estos conflictos necesariamente deberá tomar como base los usos y costumbres de la comunidad.

Por ello, muchas de las resoluciones se sustentarán en la reparación del daño y la disculpa pública, ya que lo que se busca es el rescate de los valores del pueblo maya como son el respeto, en el especial a la palabra empeñada, acotó.

La funcionaria estatal recordó que el 3 de mayo de 2011 se promulgó la Ley de Protección de los derechos Indígenas en el Estado de Yucatán, la cual contempla la figura del juez maya. La norma fue publicada el 1 de enero e 2012 y deberá entrar en vigor el 1 de enero de 2014.

Expuso que los próximos jueces mayas se encuentran en la fase de capacitación en temas como derechos humanos, equidad y género, así como cuestiones jurídicas diversas, además de conocer este tipo de mecanismo de justicia que se aplica en Quintana Roo desde hace más de 15 años.

Dijo que "es un hecho histórico para el estado y esperamos que la aceptación de esta figura sea positivas, en especial porque es la propia sociedad que ha elegidos a sus jueces, y permanecerán en el cargo hasta que la propia comunidad decidan que es necesario removerlos del puesto".

Añadió que la capacitación incluye procesos administrativos, ya que deberán llenar formatos y levantar actas que le dé la validez legal al acuerdo al que lleguen tanto la parte afectada como la agresora, siempre con estricto apego a la ley, pero en especial a sus usos y costumbres.

Notimex