5 de marzo de 2013 / 07:44 p.m.

Fernando Alonso ha colaborado para la nueva joya de la fábrica de Maranello llamado “La Ferrari”; que es lo más cercano a un Formula 1 para la calle.

El corredor de la escudería Ferrari ayudo en la creación del último superdeportito que ha sacado la Ferrari, a quien lo especifican como el modelo más ambicioso que jamás ha salido de la fábrica italiana y cuya tecnología se asoma a la de Formula 1.

La presentación de este nuevo vehiculo fue presentado en el salón de Ginebra, del cual solo se construirán 499 unidades, y fue construido aceptando las sugerencias de Massa y Alonso.

El asturiano ha dicho en su cuenta de Twitter “Hoy se ha presentado LaFerrari, el mejor Ferrari jamás creado y en el que he tenido la suerte de trabajar en su desarrollo”. Eso ha sido el resultado de la idea de los que saben las cualidades de un autentico súperdeportivo.

Los corredores se han sentido orgullosos del resultado tras la presentación en el Salón del Automóvil en Suiza, y han pasado a ser más que simples pilotos de F1.

Este modelo tan ambicioso jamás creado, es una mezcla de diseño e ingeniería además de ser ecológico y llevar en si un respeto por el medio ambiente. “Este coche se llama así porque representa la excelencia de nuestra marca, nuestra capacidad de proyectar y producir, incluso con la experiencia adquirida en la Fórmula 1, un patrimonio de conocimiento único” dijo Luca di Montezemolo, el presidente de la compañía.

El bólido tiene en base la tecnología exacta y es más que un argumento comercial, tiene la tecnología hibrida de su motor, gestión electrónica y aerodinámica variable además de sus frenos Brembo…

La mitad de las 499 personas que tendran la dicha de disfrutar de este coche, lo había pedido antes de su creación, la exclusividad del vehiculo puede situarse en datos básicos como su motor que es

Y es verdad que este nuevo superdeportivo bebe directamente de las fuentes de sabiduría de los grandes premios. Es mucho más que un argumento comercial. La tecnología híbrida de su motor, su gestión electrónica, su aerodinámica variable, sus frenos Brembo… Todo apunta a la Fórmula 1 y serán únicamente 499 afortunados en el mundo entero los que puedan disfrutar de este coche salido directamente de las manos de Fernando Alonso: sólo la mitad de los que ya lo habían pedido incluso antes de iniciarse su producción.

La exclusividad rezuma por sus cuatro costados, pero puede concretarse en algunos datos básicos. Su motor es V12 de 6,2 litros que se complementa por una unidad eléctrica para su funcionamiento híbrido (inspirada en el KERS), que eleva su potencia total hasta nada menos que 963 CV, que se acerca al millar de caballos… Su cambio F1 de siete marchas y doble embrague, lo que le permite acelerar: de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, de 0 a 200 km/h por debajo de los siete y es capaz de llegar hasta los 300 km/h en tan sólo quince. Su velocidad punta supera los 350 km/h,

Oscar Arturo Proa