26 de mayo de 2013 / 02:50 a.m.

Altamira  • El Infonavit recuperará este año hasta mil 500 viviendas que fueron abandonadas por sus dueños en el municipio de Altamira, el organismo tiene un plan para que negociar con aquellos que invadieron viviendas y ofrecérselas en venta.

El delegado del Infonavit en Tamaulipas, Roberto Darwin, dijo que del total de viviendas abandonas que existen en la entidad, el 25 por ciento están en Altamira y a petición del alcalde, Pedro Carrillo, comenzará un programa para recuperarlas, pues crean problemas sociales, como inseguridad.

El funcionario explicó que de las mil 500 las casas que pretende recuperar, un porcentaje de ellas fueron invadidas, al respecto sólo indicó que contra los invasores habrá procesos, sin embargo, antes de eso hará la propuesta para que las compren.

“Ellos son sujetos de demanda, pero en esta ocasión primero hablaremos con la familia por si quieren comprar la vivienda”.

Aseguró que en este momento hay 200 mil créditos vigentes en Tamaulipas, de los cuales el 8 por ciento están en cartera vencida.

De la petición que hizo el alcalde de Altamira, Pedro Carrillo, para que no se entregaran créditos en fraccionamientos que no hayan sido recibidos por el Ayuntamiento, Roberto Danwin, dijo que ellos no podían intervenir en la elección de los usuarios, pues era un derecho.

La delegación Tamaulipas del Infonavit señaló que en este momento ya se ha recuperado el 30 por ciento de las 10 mil casas abandonadas en la entidad, es decir, unas 3 mil.

En este momento mil 500 ya entraron en el proceso de restauración, donde además se puso en marcha el programa ejecutivo de administración, donde el Infonavit tuvo que pagar a los ayuntamientos los adeudos por impuesto predial y los demás servicios.

“No todos los derechohabientes quieren comprar una vivienda, estamos haciendo unos esquemas para que podamos hacer una renta con opción a compra, hay un procedimiento para sanear las que ya se recuperaron y esperamos que en unas semanas se concrete el proyecto, que ya cuenta con un esquema, lo importante es que no se queden solas, pues con casas deshabitadas las zonas se vuelven inseguras, es un esquema de ganar, ganar”.

Anahy Meza