26 de julio de 2013 / 01:33 p.m.

Tepoztlán• El Frente de Defensa de Tepoztlán, en Morelos, anunció que desconocerá los mandatos del alcalde Francisco Navarrete, así como del gobernador Graco Ramírez por permitir la “deforestación” del ayuntamiento para ampliar de dos a cuatro carriles el tramo de la autopista La Pera-Cuautla.

En entrevista, el vocero del movimiento, Francisco Ortiz, rechazó que el pasado martes la agrupación haya violentado la sede de la alcaldía, así como a su titular, Francisco Navarrete.

“Lo que ocurrió es que al salir de una reunión para conciliar las demandas se cayó, pero fue por los propios empujones de su personal”, aseguró.

Ortiz agregó que ya se cansaron de convocar al Ejecutivo municipal y estatal a dialogar, por lo que “si quieren llegar a algún acuerdo, tendrán que venir al plantón permanente y buscar una solución”.

Añadió que la obra carretera, que inició más de un año, atenta directamente contra 50 casas de la zona. Sin embargo, en un recorrido que hizo MILENIO por la zona se verificó que la ampliación de los carriles no pasa por ninguna zona habitada.

En ese sentido, el vocero del Frente de Defensa de Tepoztlán denunció que la madrugada del lunes pasado trabajadores de la constructora Tradeco, encargada de la ampliación, llegaron con maquinaria pesada y demolieron las casas de lámina y arrasaron con los sembradíos de milpa, frijol y calabaza que se localizaban en la zona.

Ante ese hecho, cientos de vecinos del área realizaron cierres intermitentes de la autopista y posteriormente acudieron a la sede municipal para que el alcalde interviniera en el asunto:

“Firmó un documento en el que se comprometió a cumplir seis puntos o de lo contrario renunciaría a su cargo y como no cumplió, para nosotros ya dejó de ser nuestro presidente”, expresó Ortiz.

Asimismo, dijo que también dejarán de buscar al gobernador Graco Ramírez para solucionar el conflicto, pero que acudirán a instancias internacionales para expresar sus demandas.

ISRAEL NAVARRO