ÓSCAR RODRÍGUEZ
9 de mayo de 2013 / 11:55 p.m.

Oaxaca • Un grupo de trabajadores, médicos, y enfermeras del Hospital Civil "Aurelio Valdivieso", amagaron con un paro médico de labores, para exigir al Secretario de Salud, Germán Tenorio, la entrega de material, medicamento y mejoras a la infraestructura que resultaron dañadas por las recientes lluvias.

La suspensión de las actividades podría afectar a poco más de tres mil usuarios y a 240 pacientes que se encuentran hospitalizados en el nosocomio.

Ese hospital brinda cada día poco más de 300 consultas externas y atiende al menos a 100 pacientes en el área de urgencias.

El secretario general de la Subsección 07 de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Alfonso Echeverría, aseguró que desde el año pasado se han hecho planteamientos lo mismo al gobierno estatal que al federal para mejorar las condiciones del hospital, mismo que consideró trabaja a marchas forzadas, y bajo condiciones infrahumanas y de saturación.

Refirió que se carece de lo indispensable, desde gasas hasta medicamentos contra enfermedades terminales, degenerativas, como diabetes.

También se quejó de rezagos en la dotación de insumos para cumplir con los servicios de lavandería, ya que no hay jabón, y están descompuestas lavadoras con las que se lavan y esterilizan 500 kilos de sábanas y toallas.

Precisan que la situación ha sido aprovechada para beneficiar con pagos de lavandería a una empresa particular, cuyos tratos y relaciones solo la tienen los titulares de las áreas médicas del nosocomio.

Lo mismo ocurre con rayos x, y medicamentos que no existen en el padrón de la institución.

Indicaron asimismo que los equipos de tecnología afecta la atención de los pacientes, ya que estos son trasladados a otros sitios y se propicia que sean subrogados, en lugar de que se invierta en la reparación preventiva de los equipos.

Echeverría además lamentó que haya áreas en alto riesgo, como las zonas que fueron dañadas por las recientes lluvias e inundaciones que azotaron la capital, que no han sido habilitadas y modernizadas.

Dejó claro que las áreas que necesitan mayor atención son urgencias, neonatales y adultos mayores.

El dirigente gremial además reconoció que hay un manejo indebido de los fondos aplicados por la Secretaría de Salud para modernizar la infraestructura hospitalaria, ya que el año pasado se anunció la entrega de 45 millones de pesos para mejorar al Hospital Civil, que nunca llegaron.

En tanto, el director del hospital, Miguel Ángel Colmenares, informó que se dialoga con los inconformes para evitar que paralicen las actividades en el hospital.

"Les he pedido cordura, y no dañar con una suspensión de actividades las áreas estratégicas del hospital.

Hasta en la guerra se deben respetar los servicios de urgencias y hospitalización, si se atreven a dañar estas áreas se estaría cometiendo una agresión al pueblo de Oaxaca", sentenció.

Dijo que actualmente el gobierno estatal cuenta con un presupuesto autorizado de 2.5 millones de pesos para mejorar la infraestructura del hospital.

Detalló que el abasto de medicamentos, materiales y suministros se encuentra a 90 por ciento, argumentado que este es verificable en caso de que haya falta de algunas fórmulas.

Colmenares aseguró que ningún hospital en el país tiene abasto de 100 por ciento de suministros, y si hay carencias, son las mínimas y pueden resolverse, mediante el diálogo, sin afectar a los usuarios.