21 de noviembre de 2013 / 07:42 p.m.

San Nicolás.- Sentada en el auditorio del Cedeco de San Nicolás, Angélica Alanís no perdía detalle de las recomendaciones que la Policía Federal daba para evitar las extorsiones telefónicas.

Asentía con resignación ante las palabras del expositor. No le quedaba de otra: ella es una más de las víctimas de este delito.

"Contesté el teléfono y me dijeron que estaban a dos cuadras de mi casa, que si yo no salía y les daba el dinero, ellos iban a llegar y me iban a sacar a como fuera lugar (…) sí me asusté mucho por mis hijos. Estaban diciendo cosas muy feas, hablando muy mal y me asusté por eso mismo", narró la vecina nicolaíta.

Por fortuna no pagó ninguna cantidad pero el temor ahí quedó. Ahora, cada vez que su teléfono suena y el identificador marca lada 55, opta por no contestar sin temor a perderse una llamada importante.

Aunque este caso tuvo un "final feliz", el problema sigue a la alza en Nuevo León. Tan sólo en San Nicolás las llamadas de extorsión se han disparado un 22 por ciento en meses recientes, de acuerdo a cifras de la policía municipal.

"Pero todos traen la preocupación, la mortificación de esa extorsión. Nos hablan a nosotros, mandamos patrullas, visitan a las familias y les explicamos que están siendo víctimas de una extorsión", indicó Jorge Fernando Garza Morales, secretario de Seguridad municipal.

Como parte de los acuerdos del Grupo de Coordinación Nuevo León, la Policía Federal ofreció un curso intensivo a mujeres nicolaitas, a quienes ofreció tips para evitar estas llamadas o, en su defecto, como actuar cuando se es víctima de una.

La mayoría de las asistentes al curso de ayer fueron víctimas o conocen a alguien que pasó por esto, lo que comprueba que el delito sigue creciendo entre las familias regiomontanas.

Luis García

 Tips:

- No escucharlos más de 30 segundos

- No interactuar con ellos

- No dar información

-  Instalar un identificador 

Luis García