5 de julio de 2013 / 07:35 p.m.

Martinica quiere mostrar en la Copa Oro de la Concacaf que también le ha llegado algo de 'la Primavera' que el fútbol francés comienza a vivir en su liga con los fichajes de peso mundial anunciados por equipos como el PSG, el Mónaco o el Lyon.

El seleccionador Patrick Cavelan no promete título, pues no cree en milagros, pero sí dice tener un equipo impetuoso y ambicioso que está dispuesto a hacer sufrir a los rivales con más tradición en el fútbol, y a convertirse en juez de la suerte de México, Panamá y Canadá, cuyas aspiraciones trascienden la fase de grupos.

El mejor desempeño de Martinica en la historia de la Copa Oro fue el paso a la segunda fase, la de cuartos de final, en la edición del 2002, pero a partir de este domingo los rivales son dos involucrados en la lucha por el paso al Mundial de Brasil (México y Panamá) y una Canadá que espera renacer si es que el español Benito Floro llega al banquillo para emprender una suerte de refundación.

Desde 1953, año en que fue establecida la Ligue de Football de la Martinique (LFM) su fútbol ha vivido curiosas situaciones.

La LFM tornó miembro asociado de la Concacaf desde 1964 pero no puede ser miembro de la FIFA.

¿La razón? Martinica, o 'Martinique', pertenece a Francia por lo que, entre otras cosas, no puede disputar las eliminatorias del Mundial.

La isla de Martinica es un departamento de ultramar francés situado en el norte de Santa Lucía, en aguas del mar Caribe, y como tal constituye una región ultraperiférica de la Unión Europea.

En el ámbito regional el mejor desempeño futbolístico reciente de la selección fue el cuarto lugar en la Copa del Caribe del año pasado, que ganó en 1993 y en la que terminó segunda un año después.

El seleccionador Patrick Cavelan ha construido su equipo a partir de la experiencia del experimentado delantero del Portland Timbers estadounidense Frederic Piquionne, quien a días de cumplir 35 años (será este 12 de agosto) sigue dando de qué hablar en las canchas.

Al apetito desmesurado por el gol de Piquionne el entrenador ha sumado dos fuertes defensores con experiencia en el fútbol español: Grégory Arnolin, del Sporting de Gijón; y Jean-Sylvain Babin, del Alcorcón.

Martinica debutará este domingo frente a Canadá en el estadio Rose Bowl, de Pasadena.

Para la segunda jornada se desplazará a Seattle, donde se medirá el 11 de julio con la selección de Panamá, y cerrará su campaña en la fase de grupos el día 14 en Denver contra México.