26 de enero de 2013 / 02:28 a.m.

En estos momentos, en la mente del mediocampista del América, Jesús Molina, está que el equipo sume su cuarto triunfo seguido en la liga contra el Atlas, pero sabe que un equipo que pelea el descenso es doblemente complicado.

El jugador americanista, reconoció que el estadio Jalisco no será una aduana sencilla y que Atlas pondrá el doble de su determinación en el campo, para sacar el resultado y de esa manera preservar las esperanzas y la vida.

"Atlas no es un rival fácil, es complicado, sabemos que los equipos que pelean el descenso obviamente juegan finales, se entregan, aprietan dentro de la cancha y van a salir contra nosotros a matar o morir", sostuvo.

Mencionó que la clave para contener a un equipo de las características del cuadro rojinegro, que saldrá por el resultado será la concentración y seguir con lo que han realizado hasta ahora, para mantener la racha positiva y el liderato general.

"Tenemos que estar muy concentrados, atentos en lo que hacemos y ser contundentes a la hora decisiva. El equipo ha jugado bien, hemos sacado los triunfos y queremos seguir así", externó.

En su oportunidad, el también volante Juan Carlos Medina, quien debutó en Primera División en el 2003, enfundado en la casaca del Atlas, dijo que será especial enfrentar a su ex equipo, pero su mentalidad es el triunfo para América, en caso de jugar.

"Siempre va a ser muy especial, pero hoy me debo al América y quiero seguir consiguiendo cosas importantes en el equipo, sumando minutos, jugando y sumando de a tres puntos", indicó el jugador.

 Notimex