FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
7 de junio de 2013 / 01:01 a.m.

Monterrey.- • Un hombre de la tercera edad descubrió que mientras convalecía de una enfermedad en el extranjero, sus cuentas bancarias en la misma institución fueron saqueadas y aparte resultó con la deuda de un préstamo que nunca solicitó. En total, el hombre perdió casi medio millón de pesos.

Roberto Camargo Meraz es el afectado, que sospecha principalmente de una ejecutiva de cuenta, de nombre Azucena López Gómez, quien se ganó su confianza y amistad, para convencerlo, primero, de realizar préstamos a terceros que nunca le pagaron.

La historia comenzó cuando Camargo Meraz acudió al Banco IXE, donde conoció a la ejecutiva López Gómez, quien lo convenció de pasar sus ahorros con ella.

"A ella la conocí cuando fui a un trámite, me abordó y me dijo los beneficios que tenían en ese banco. En pocas palabras, me convenció y pasé mi dinero a IXE", explica Camargo Meraz.

La mujer comenzó a visitarlo en su casa, a invitarlo para que la acompañara a diversos eventos y ganó su confianza.

Fue cuando le pidió le hiciera un préstamo de 20 mil pesos a José Crescenciano Gómez Martínez, quien supuestamente era su tío.

No fue el único. Además, le pidió 67 mil 200 pesos para una amiga de nombre Mayela Geraldina Zamora Olvera y otros de menor cuantía.

Sin embargo, Camargo Meraz tuvo un accidente y se vio obligado viajar a San Antonio, Texas, para atenderse, donde permaneció por dos años. Al volver, encontró que su casa había sido visitada.

"Me encontré unos papeles debajo de los sillones y no había ningún estado de cuenta bancaria. Uno de los papeles tenía una relación de retiros de mis cuentas bancarias", dijo.

En la hoja de papel, venían detallados algunos retiros a favor de José Crescenciano Gómez Martínez y Azucena López Gómez, por cantidades de 50 mil, 35 mil 600, tres mil 22 y cien mil pesos, consecutivamente.

Además, varios retiros en cajeros automáticos, especificados en la relación bancaria.

Camargo Meraz acudió a la sucursal de IXE, donde revisaron el sistema para ver sus estados de cuenta.

"No hallaron ningún estado de cuenta, no tenía nada, ni dinero, ni cuentas bancarias. Habían desaparecido todo", refirió el hombre.

El afectado tiene en su poder los pagarés que le firmaron por los préstamos. También tiene una tarjeta de débito desactivada, a la cual de todas maneras le sacaron todo el dinero.

"En total, hicieron retiros por unos 300 mil pesos y el banco no sabe o no quiere responder. Si mi dinero estaba ahí y yo no autorice ningún movimiento, porque estaba en San Antonio", aseguró.

Hasta el momento, el Banco IXE no ha dado una explicación del por qué permitió esos retiros de sus cuentas.

Aparte de esto, explica Camargo Meraz, el banco le otorgó un préstamo de cincuenta mil pesos a su hijo Daniel Camargo, para la compra de un auto. Un crédito que nunca solicitaron y nunca le entregaron.

"No sé si hay contubernio del gerente o simplemente esta mujer tuvo acceso a todo el sistema bancario para hacer estos movimientos que no dejaron sin dinero. Pero alguien debe dar una respuesta", pide el afectado.