6 de marzo de 2013 / 01:49 a.m.

La alcaldesa Margarita Arellanes denunció que el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa otorgó un amparo al casino Foliatti, basado en un documento que la administración municipal no emitió.

 

Monterrey.- • Basado en una licencia de uso de suelo apócrifa, según lo denunció esta tarde la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Admnistraiva otorgó una suspensión provisional de amparo a representantes del Casino Foliatti que fuera clausurado la semana pasada por la administración municipal.

En rueda de prensa, la munícipe afirmó que no se tiene ningún antecedente en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología municipal acerca del documento presentado ante el juzgado, ni en la Tesorería de Monterrey se tiene registrado un pago bajo ese concepto.

Arellanes Cervantes estableció que se está estudiando la posibilidad de presentar una denuncia por haber utilizado documentos apócrifos por parte de representantes del centro de apuestas y también procederían en contra del juez, al haber aceptado esa licencia, a pesar de que es falsa.

Sin embargo, la munícipe aclaró que, a pesar de que se le concedió la suspensión provisional, el establecimiento no podrá abrir sus puertas, ya que nuevamente se le impusieron sellos de clausura hace unos momentos, ahora por parte de Protección Civil del Estado.

Ambas autoridades trabajaron en coordinación al inspeccionar el lugar y detectar que no cumple con las disposiciones que garanticen la seguridad de los clientes.

La edil comentó que los representantes del casino Cristal Palace también solicitaron una suspensión provisional ante el mismo juez, sin embargo, les fue negada.

RICARDO ALANÍS