28 de marzo de 2013 / 02:18 p.m.

Monterrey • El juicio número 390/2013, en el que un juez resolvió sobre diversos amparos pedidos por la empresa Entretenimiento de México (EMEX), no tiene ninguna relación con las clausuras preventivas y definitivas que impuso el Ayuntamiento de Monterrey a diez casinos.

Eduardo Campos, vocero de EMEX, señaló que el juez segundo de distrito en Materia Administrativa de Nuevo León, Javier Sergio Lozano Martínez, concedió amparos a varios casinos de la empresa y a otro no, pero no fue sobre una situación relacionada con los usos de suelo o anuencias municipales que cualquier casa de apuestas requiere para operar.

Esto empezó en el ocaso del sexenio de Felipe Calderón, cuando “"aparecieron en el sitio de la Secretaría de Gobernación unos permisos a los que nosotros les llamamos apócrifos, para Producciones Móviles y para Exciting Games"”, explicó.

EMEX denunció desde ese momento que aquello era algo inédito, y por ello presentó ante la PGR una denuncia de hechos contra todos los funcionarios de la Segob que pudieron haber participado en la emisión de esos permisos extraños.

La empresa, propiedad de los hermanos Arturo y Juan José Rojas Cardona, también siguió otra ruta de defensa, la de los amparos, y cerca del 7 de diciembre pasado se inconformó por los actos de la Segob y en ese amparo, que se fue hasta su resolución definitiva, el juez le dio la razón a EMEX.

El problema es que la Segob no sólo puso la leyenda de suspensión sino que en el permiso de EMEX borró toda la lista de establecimientos amparados por ese permiso, algo que no ocurre para los demás permisionarios.

Luego, inspectores de Gobernación llegaron a dos casinos de EMEX y dijeron a los gerentes que ignoraban si estaban operando con permiso, porque ya no aparecen los nombres en el portal de la Segob.

REDACCIÓN