11 de septiembre de 2013 / 03:20 p.m.

Monterrey  • Una vez que se anunció que la reforma hacendaria contemplaría la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la compra y venta de inmuebles, la reacción de los profesionales del área no se hizo esperar, pues a su consideración esto traerá más incertidumbre a un mercado que ya se encuentra afectado.

Héctor Oliva Galván, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Capítulo Monterrey, explicó que de entrada esto encarecería el precio de los inmuebles en la misma proporción que el gravamen, que es del 16 por ciento, dado que este impuesto no es deducible.

“Estamos en contra de que se apruebe dicho impuesto, porque es muy fuerte. Habrá gente que quiera acelerar la venta de inmuebles (para no esperar a que entre en vigor la ley, que será a partir del próximo año)”.

No obstante, este impuesto no sólo se aplicaría a las acciones de compra y venta, sino también en las rentas y en los pagos de hipotecas.

“Al menos así como está planteada esta reforma no creo que funcione, el mercado se estacionaría. Nos oponemos a que se apruebe porque le afectaría a todo el gremio. Además muchas de estas ventas y rentas se hacen, pero son para uso personal”, añadió.

Por su parte, la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) emitió su postura al conocer que también las colegiaturas serían objeto de la aplicación de IVA. A través de su presidente, Alfonso Arellano, expresó que esta medida tiene tintes “populares” por sobre bases de beneficio real en la recaudación.

Manifestó que la recaudación que se lograría a través de las medidas que propone esta iniciativa de reforma no son significativas, dado que sólo el 10 por ciento de los estudiantes mexicanos utiliza el sistema de educación privada, cifra que representa aproximadamente 2 millones de alumnos

 — DANIEL ANGUIANO