9 de junio de 2013 / 02:03 p.m.

Ana Gabriel no necesita ser tocada en las estaciones de radio, tampoco de escándalos para seguir siendo única e inigualable, y eso lo demostró durante su presentación en el Auditorio Banamex.

Monterrey • Como si se tratara de un ‘hechizo musical’, Ana Gabriel realizó ayer frente a miles de regiomontanos un pacto con el amor.

Y es que la intérprete sinaloense se presentó en el Auditorio Banamex ante un público deseoso de escuchar sus melodías.

El reloj marcaba las 21:15 cuando el repicar de un tambor anunció la llegada de La Gran Diva de América, quien apareció en medio del mariachi y bajo una producción rica en luces y pantallas LED.

"Mariachi con tambor" y "Siete veces, siete más" se convirtieron en los primeros temas de la noche, donde la intérprete presentó varios popurrís con canciones como "Ahora", "Huelo a soledad" y "Cómo olvidar".

"Buenas noches, Monterrey; cómo los extrañé, de verdad. Todo lo que no hice el año pasado lo estoy haciendo ahora, pero realmente la espera del público es lo que me da la fe para continuar creciendo, y ustedes, Monterrey, siempre están para hacerme fuerte", fueron las primeras palabras de Ana Gabriel para los asistentes, quienes la ovacionaron y la llenaron de piropos.

Entre los espacios que hacía la cantante se escucharon gritos desenfrenados de algunas damas quienes aseguraban amar a la cantante.

"Sin problemas" continuó en el repertorio, momento en el que la artista aprovechó para tomar el celular de una asistente y cantarle a quien se encontraba en la línea telefónica, hazaña que se repitió en más de una ocasión.

Vestida de pantalón negro y blusa brillante, Ana Gabriel, de 57 años, se desplazó por el escenario durante toda su actuación.

"A este lugar nunca había venido y me gusta mucho, me siento muy acogida porque no puedo decir lo otro, pues los artistas no podemos hacer nada de eso antes de un concierto porque se nos acaba la energía", comentó la carismática cantante.

La mexicana se inclinó en varias ocasiones para saludar al público de las primeras filas y autografió varias playeras, incluso regaló la toalla con la que se estaba secando el sudor.

"Para qué la quieres si está llena de moquillos", le comentó a un seguidor, quien quería quedarse con la toalla, sin embargo él la aceptó sin condición.

Luego de varios temas con el mariachi, Ana Gabriel ofreció algunos temas pop, entre los que figuraron "Mar y arena", "Evidencias", "Soledad" y "Pacto de amor".

Luego de 45 minutos de show llegó el turno para lo ranchero. "Tú lo decidiste" sirvió como entrada para este género, en el que además se presentaron otros temas como "Es demasiado tarde", "El cigarrillo", "No entiendo" y "Hechizo".

En el recinto que albergó a 7 mil seguidores (cifra oficial), el público sorprendió a la intérprete con una lluvia de aplausos, gritos y celulares encendidos.

"¡Ah, caray!, pensé que eran luciérnagas. No se crean, no los veía; cuando uno pasa de los 40 se pierde la vista y yo ya cumplí los 40 años… pero de carrera artística", agregó.

Acompañada de nueve músicos, dos coristas y el mariachi, Ana Gabriel complació al público durante poco más de 120 minutos.

Las baladas llegaron para cerrar con broche de oro la noche. Sus éxitos “Luna”, “¿Quién como tú?” y "Simplemente amigos" anunciaban el final del concierto, sin embargo, "Hasta que te conocí", "Ni un roce", "Ay amor" y "Mi gusto es" continuaron en el repertorio para beneplácito de los asistentes.

De pie, bailando y coreando a una sola voz sus temas favoritos, el espectáculo llegó a su fin al filo de las 23:00.

ClavesA detalle

Los temas "Y aquí estoy" y "Luna" fueron de los más esperados.

El público no dudó en abandonar sus asientos para bailar con melodías como "Hechizo" y "No a pedir perdón".

Durante toda su presentación la artista autografió fotos, discos y playeras.

Entre el público sobresalieron las damas.

El lugar estuvo Sold out.

La cantante se mantuvo en comunicación con los asistentes.

Su producción deslumbró el recinto, que lució cinco pantallas al centro y dos a los costados.

EVA GÁNDARA