13 de septiembre de 2013 / 08:56 p.m.

Monterrey  • Tras la acusación de la empresa Promotora Ambiental SA (PASA) al municipio de Monterrey, donde el presidente de la compañía asegura que le cobraron una “cuota” para poder otorgarles la concesión de recolección de basura, la alcaldesa Margarita Arellanes negó dichos argumentos.

Alberto Garza Santos, titular de la empresa, aseguró que tras no apoyar con 40 millones de pesos la campaña a la alcaldía de la panista, y por no aportar 80 millones más para continuar con el servicio de recolección de basura, la compañía está a punto de perder la licitación para dar este servicio.

Por su parte, la edil aseguró que el proceso para otorgar dicha licitación es público y transparente, por lo que desde el pasado 29 de agosto se formó una comisión en el Cabildo, y a través de ella se resuelve la concesión.

“Refrendamos el compromiso que tenemos de prestar las mejores condiciones para que estos servicios sea llevado a cabo y ratificar nuestro compromiso con la transparencia y con la rendición de cuentas”, señaló.

Además, Arellanes señaló que este tipo de concursos no se gana con difamaciones.

“Ningún concurso, ninguna licitación se gana con difamaciones ni con mentiras”, puntualizó la edil.

Asimismo, la alcaldesa informó que analizará presentar una posible denuncia contra Alberto Garza Santos, director de la empresa PASA, por las acusaciones recibidas.

Sin embargo, indicó que no quiere especular sobre el tema, ya que está en proceso a quien se le otorgará la licitación.

Redacción