1 de febrero de 2013 / 02:31 p.m.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) realiza peritajes a tres perros capturados en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, para determinar si son los mismos que provocaron la muerte a cinco personas en ese lugar.

Autoridades de la dependencia señalaron que los animales fueron identificados por Nancy Pacheco, quien sobrevivió a un ataque de la jauría ocurrida el 24 de agosto de 2012, por lo que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en varias ocasiones.

Con el testimonio, aunado a la denuncia del dueño de un caballo que fue devorado presuntamente por los perros antes de que aparecieran los cuerpos, se refuerza la tesis de la PGJDF de que la muerte de las cinco personas la ocasionó un grupo de canes.

Tras varios días de vigilancia, se logró capturar a los animales que coinciden con las descripciones aportadas por la sobreviviente y algunos vecinos.

De acuerdo con la averiguación previa iniciada en la Fiscalía para la Atención de Asuntos Especiales, Nancy señaló a tres caninos de gran tamaño, color negro y gris, como los animales que encabezaron la jauría conformada por 15 perros que la atacaron.

Los tres perros fueron asegurados por elementos de la Policía de Investigación, luego de que dejaron cebos de carne de cerdo y res en diversas zonas de la reserva ecológica, y serán los estudios que se realizan los que confirmen las afirmaciones vertidas por la sobreviviente.

Las autoridades consultadas señalaron que con el testimonio de la única sobreviviente se refuerza la tesis de la PGJDF, que fue avalada por el Instituto de Ciencias Forenses, de que la muerte de cinco personas fue ocasionada por el ataque de perros.

Señalaron que de acuerdo con los primeros análisis periciales se logró establecer, en primera instancia, que los animales capturados en los últimos días, y bajo resguardo del Centro de Control Canino en Iztapalapa, son los agresores de las personas asesinadas en el Cerro de la Estrella.

Dichas muestras sobre los desgarres en los cuerpos por mordeduras de perros coinciden en primera instancia con las quijadas y caninos de los animales capturados, de los cuales hasta el momento no se ha logrado establecer con certeza a qué raza pertenecen, o si son cruzas de animales criollos con perros de ataque.

En días pasados, la procuraduría capitalina envió al lugar a un grupo especial para rastrear la madriguera de los canes y se efectúan peritajes en mecánica de hechos, química y criminalística para conocer si participaron en la muerte de tres mujeres, un hombre y un bebé.

Informó que en los próximos días se darán a conocer los resultados de los exámenes que comprueben científicamente si los tres canes identificados por la joven son los mismos que están bajo resguardo de las autoridades.

— REDACCIÓN