17 de febrero de 2013 / 05:43 p.m.

Oaxaca • En Oaxaca dos espeleólogos estadunidenses realizarán un trabajo de expedición en una red de cavernas conocidas como “El Boquerón”, donde cruza un río subterráneo que podría desbordarse y afectar a los habitantes de una comunidad indígena localizada en la zona del Istmo de Tehuantepec.

Los especialistas William Stone y Nicasio Escamilla Elizaldí, reconocidos por sus trabajos de expedición en diferentes partes del mundo, viajan con su equipo técnico a la agencia Municipal de San José del Paraíso, perteneciente al Municipio de Santo Domingo Tehuantepec, donde se reporta por parte de los lugareños un grave problema de posible inundación en la siguiente temporada de lluvias, debido a que se ha tapado una caverna natural ubicada de bajo del cerro “Centinela”.

Los radicados en la zona advierte que podrían perder sus bienes materiales, terrenos de cultivo, su comunicación y los servicios básicos, además de que podrían perderse algunas vidas humanas si no se establece una razón del hacinamiento y obstrucción del agua en la gruta.

Refieren que debajo del cerro, en la zona conocida como “El Boquerón”, cruza Río la Esperanza, que representa un serio peligro para la demarcación.

El director del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), Manuel Maza Sánchez, advierte que una misión de trabajo de dicho organismo acompañará a los espeleólogos extranjeros en su travesía a fin de brindarle la ayuda necesaria y definir juntos un análisis de la situación en la demarcación.

Reconoció que la expedición fue consecuencia de una solicitud de auxilio que recibió el secretario General de Gobierno, Jesús Martínez, de parte de un grupo de pobladores que presentaron la problemática y urgió la intervención de gente especializada, toda vez que el lugar se encuentra obstruido.

“Los habitantes demandan que los especialistas ingresen a la caverna y verifiquen que es lo que sucede, si hay algún problema en su interior, generado por algún sismo interno o por la acumulación de basura”.

El funcionario estatal, agregó que de acuerdo con la denuncia de los habitantes, la caverna se empezó a estancar desde hace algunos años y ello los tiene muy preocupados por que el nivel de agua se mantienen en acenso y ello ha provocado algunas inundaciones.

Para el titular del IEEPC, se trata de una oquedad ubicada dentro de la montaña, de gran profundidad donde el río penetra y fluye de manera natural cerca de la comunidad que hoy advierte encontrarse en peligro.

“En su reclamo los habitantes nos refieren que no han ingresado a la caverna y piden que lo hagan gente que tenga el equipo adecuado”.

Maza Sánchez, reconoció que debido al curriculum de los especialistas, su trabajo realizado en otras cavernas y regiones de la entidad fue que se decidió que sean los espeleólogos William Stone y Nicasio Escamilla Elizaldí, quien haga la valoración de la situación.

Adelantó que equipo interdisciplinario que participarán en la expedición junto con los espeleólogos habrán de definir los procedimientos administrativos que tengan que ser abordados para prevenir un desastre natural que al parecer es inminente su acontecimiento si no se actúa de inmediato”, consideró.

Señaló que el gobierno estatal basado en la investigación que hagan los especialistas, buscará hacer una petición al gobierno federal, principalmente a la Comisión Nacional del Agua (CNA) para que se apoye en los trabajo de desazolve.

Precisó que si se advirtiera de algún riesgo para los lugareños en un corto plazo se aplicarían algunos protocolos para iniciar la reubicación a una zona más segura.“Entiendo que no toda la comunidad está en riesgo, sino solo los lugareños que tienen su vivienda cerca de la caverna y la zona del río”.

Maza Sánchez dio a conocer que Oaxaca es un “paraíso para los espeleólogos, por que se cuenta con el sistema de cavernas hasta ahorita más grande que hay en el mundo”.

Detalló que anualmente acuden expediciones de todos para conocer las cavernas, estudiarlas y realizar trabajos de investigación sobre las mismas que han sido reconocidos, por que en los sitios se ha encontrado una vasta fauna, flora, incluso paisajes subterráneos.

“Creo que la red de cavernas y río subterráneos que tienen Oaxaca lejos de representar un riesgo son un gran atractivo para el turismo internacional, principalmente el que está dedicado a la investigación y las excursiones”.

De la última expedición a cavernas subterráneasUn último trabajo de expedición de espeleólogos extranjeros definió que en la sierra mazateca de Oaxaca, en la zona de Huautla de Jiménez se ubicaron 10 cuevas, de más de mil 500 metros de profundad y 57 mil 700 metros de longitud, que podría ser el diámetro del Estadio Azteca y el Auditorio Nacional juntos.

La exploración de cavernas verticales de Huautla, exige entrenamiento en alpinismo, espeleología y buceo., Huautla de Jiménez se encuentra a 238 kilómetros de la capital oaxaqueña.

OSCAR RODRÍGUEZ