7 de febrero de 2013 / 01:50 a.m.

María Teresa Camacho Roque, de 84 años de edad, firmó una petición para que Llano Largo se incorporara al municipio de Igualapa y, “de pronto, apareció que mi terreno ya no era mío”.

 Guerrero • La señora María Teresa Camacho Roque, de 84 años de edad, denunció que fue despojada de un predio de 48 metros cuadrados por la Secretaría de Salud del gobierno estatal, ya que en su propiedad se construyó una clínica y hasta el momento no se le ha cubierto ninguna indemnización.

La mujer es habitante de la comunidad de Llano Largo, una comunidad que hasta hace diez años pertenecía al municipio de Metlatonoc, pero a petición de los habitantes se incorporó a Igualapa, previo decreto promovido ante el Congreso local.

En ese proceso, la señora Camacho Roque fue convencida de que firmara un oficio en el que se sumaba a la petición de que Llano Largo pasara a ser parte de Igualapa, un municipio ubicado en la Costa Chica de Guerrero.

“De manera sorprendente, de pronto apareció que mi terreno ya no era mío y ahí construyó una clínica la Secretaría de Salud”, denunció.

Es viuda, no tiene hijos que la amparen y no sabe leer ni escribir, por eso al momento de firmar solamente confió en la buena fe de sus autoridades comunitarias, que terminaron entregando en donación su predio”.

Viajó a Chilpancingo para solicitar la intervención del gobernador Ángel Aguirre Rivero, en una bolsa de plástico cargó un paquete de documentos entre los que se encuentra la escritura de la propiedad que se le despojó.

“Estaba cercado, pero le quitaron los postes y el alambre. Nada más lo amontonaron a un lado y levantaron su clínica, esa era mi esperanza de mantenerme ahora que ya no tengo muchas fuerzas para trabajar”, indicó.

El predio le costó alrededor de 7 mil pesos, era tierra ejidal, pero recientemente cambió de régimen y ahora debería ser reconocida como pequeña propietaria.

Este miércoles la señora visitó oficinas del gobierno estatal con la intención de pedir ayuda, en algunos lugares la escucharon sin saber qué responderle y en otros ni siquiera le pusieron atención.

Personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se ofreció para asesorarla y darle acompañamiento en el reclamo de que se le restituya de su propiedad.

La Secretaría de Salud todavía no informa sobre las condiciones en que obtuvo el predio en que se levantó la unidad médica que opera en la comunidad de Llano Largo.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN