4 de junio de 2013 / 12:05 p.m.

Monterrey • Una pareja de la tercera edad tuvo un percance vial y para su desgracia estrellaron su modesto automóvil contra una camioneta Pick up y se convirtieron en víctima de un delincuente que con prepotencia se hizo pasar por agente ministerial.

El señor que conducía su vehículo a velocidad moderada confiesa que "me pasé en ámbar y… me declaré culpable".

A continuación la narración, omitiendo nombre, fecha y avenidas para que no los identifiquen, pues están amenazados de muerte si no le compran camioneta nueva al presunto ministerial, que desde luego no se identificó.

"Mire, íbamos mi esposa y yo a desayunar, cuando de repente embestí con mi unidad a esa camioneta, cuando se me hizo fácil pasar con el semáforo en ámbar", dice.

Comenta que "mi carro está asegurado", de manera que inmediatamente después del choque, bajó enfurecido el conductor de la camioneta y con voz alta y malas palabras gritó: "¡mira lo que hiciste pinche viejo pendejo!".

Agrega que al descender del vehículo, sacó la póliza del seguro.

"No, no, a mí no me salgas con el pinche seguro, tu eres culpable y te exijo que me compres una camioneta nueva… así me lo dijo y mostrando su pistola al cinto, no la sacó, pero sí la enseñó y dijo ser ministerial".

Pero fue más allá, "si te niegas me decía, te va a ir de la fregada, voy a matar a tu esposa, a ti y tus hijos, de manera que ya sabes".

Afirmó que le quitó la tarjeta de circulación y la licencia de conducir, además le hizo esas advertencias con mucha prepotencia.

Pasó en ese momento una patrulla de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey, pero no se detuvo… se pregunta "¿por qué motivo no nos auxiliaron?".

Pidió los números del teléfono móvil y el de la casa, para comunicarse y darle indicaciones donde pueden comprar la camioneta.

"Estamos temerosos, amenazados por alguien que dice es autoridad, porque pertenece a la Policía Ministerial, pero no lo podemos asegurar, más bien puede ser de la delincuencia organizada", dice.

No sabe decir cómo le hará, pero ya se está moviendo para vender su carro y pues algunas otras cosas, el reloj, los anillos de él y su esposa para evitar que los ejecuten como si fueran delincuentes.

VÍCTOR SALVADOR CANALES