23 de noviembre de 2013 / 07:10 p.m.

Paulo André, jugador del Corinthians, aseguró hoy que los futbolistas del grupo conocido como 'Bom Senso F.C.', que pide, entre otras demandas, una modificación del calendario, entrarán en huelga si la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) no presenta una propuesta "beneficiosa".

"La huelga es una posibilidad real", afirmó en una entrevista concedida a la revista Veja. Precisó que no se sienten intimidados por los posibles castigos que puedan recibir ante sus acciones.

El movimiento, liderado por el guardameta y capitán del Sao Paulo, Rogério Ceni, reclama, en primer lugar, una reducción del número de partidos de los clubes de elite y un aumento de los calendarios de los equipos de divisiones inferiores, explicó

'Bom Senso F.C.' también pide un 'fair play' financiero que castigue a los clubes que gasten más de lo que recaudan.

Preguntado sobre si la huelga podría tener lugar todavía esta temporada, Paulo André respondió que la CBF no cree en la fuerza de su movimiento y que por ello aumentarán el tono de sus protestas.

"El riesgo de huelga es muy grande. Ya nos dieron al idea de marcar un gol en contra a propósito. Pero eso sería inaceptable por la falta de respeto hacia el hincha. Acepto desafiar a los poderosos, pero no desmoralizar al fútbol", añadió.

La pasada semana, los jugadores protestaron en sus respectivos encuentros para que la CBF tuviera en cuenta sus opiniones.

En algunos de los partidos se pasaron la pelota de portería a portería, pero sin moverse de sus posiciones.

"Quien vuelve de Europa ve que el potencial humano en Brasil es gigantesco, pero la estructura está frenada, oxidada. Lo tenemos todo en este país, ¿por qué no explotar mejor?", apuntó el exjugador del Le Mans francés.

Añadió que la reducción del número de partidos aumentará el "espectáculo" y el interés del público.

EFE