EFE
26 de diciembre de 2013 / 09:07 p.m.

Nueva York.- La directora de Vogue Estados Unidos y gurú de las nuevas tendencias, Anna Wintour, decidió deshacerse del árbol de Navidad antes del día 25 de diciembre, para dejar así solo espacio para todos sus regalos, según cuenta su hija, Bee Shaffer, en una red social. "Era demasiado lío", fue el argumento que utilizó Wintour para justificar tan drástica y poco navideña decisión, y su hija de 26 años decidió inmortalizar su generoso bodegón de regalos sin árbol en una foto que subió a su perfil de Instagram. Wintour, de 64 años y cuyo temperamento inspiró el personaje de Meryl Streep en la película "Devil Wears Prada", sí respetó en cambio su tradición de dar una fiesta prenavideña la semana pasada en su casa del barrio neoyorquino del Greenwich Village. Su hija Bee Shaffer, fruto del matrimonio de Wintour con su hoy ex David Shaffer, con el que también tuvo a su hijo mayor, Charles, de 28 años, es graduada en la Universidad de Columbia, acompaña a menudo a su madre en los actos sociales y desfiles, y se dedica al mundo audiovisual. En su Instragram, la pequeña de los Shaffer también enseña que, entre los regalos que le ha hecho su madre, están un pijama y una taza de la serie británica de televisión "Downton Abbey". "AW (Anna Wintour) Me conoce bien", firma debajo de la foto de estos dos obsequios.