22 de noviembre de 2013 / 01:50 a.m.

¿Cuánto tiempo le queda junta a la base de jugadores del equipo León?, fue la pregunta que se le hizo a Matosas ante tanto rumor que hay sobre todo de salidas de jugadores y hasta de él mismo de la institución verdiblanca.

El entrenador aseguró que le queda un año de vida al proyecto que se trazaron como mínimo entre cuerpo técnico y directiva, aunque las ofertas del fubol extranjero, y sólo del extranjero, tienen en predicamento la continuidad de la base de jugadores que viene trabajando con él desde el Ascenso.

“Cuando empezamos el proyecto en el ascenso hablamos de tres años para mantener la base, falta uno, pero hay que ver de Europa, hay que ver de Europa porque si quieren a un jugador mío de Europa, yo lo voy a dejar ir?, señaló.

Ante la inminente partida del talento del primero equipo, en el León se han venido desarrollando sobre todo en los torneos de Copa y en algunos partidos de Primera División las fuerzas básicas. Al tiempo que estos mismos jugadores entrenan gran parte de la semana bajo las órdenes del mandamás verdiblanco.

Matosas no duda en que a excepción de algunos casos especiales el resto del recurso humano lo tienen en casa.

“Yo estoy viendo para adentro. Viene Aldo (Rocha), viene Santana (Mauricio Castañeda), viene Caldera (Jorge Calderón), viene el Galgo (Óscar Suarez), viene el Meño (José Manuel Flores); yo no los subestimo por ser mexicanos, ni de Guanajuato.

Agregó: “a la gente nos han ilusionado, a mí también, a mí me ha respondido en la cancha. Si miro a fuera es posiciones que no tengo o que necesito experiencia, pero lo demás me arreglo con lo de casa. Yo no tengo problema”.

Al igual que los jugadores que han participado juntos desde hace ya casi dos años el entrenador también posibilidades e invitaciones de salir del club. Recientemente el Draft pasado Matosas era relacionado con Toluca, Cruz Azul y Monterrey; recientemente con el América.

Matosas no descarta la posibilidad de salir, y por el contario asume que como profesional buscará siempre lo que mejor convenga.

“Yo soy un profesional. Este bendito país me ayudado muchísimo en la parte laboral, a mantener a mi familia, a darle de comer a mis hijos; estoy feliz en León pero soy un profesional”.

FRANCISCO VELA