6 de mayo de 2013 / 05:15 a.m.

Tito Vilanova, entrenador del FC Barcelona, se mostró crítico con la temporada hecha y este domingo adelantó que para el próximo año, hará cosas distintas ya que uno debe mejorar.

"Uno debe mejorar y ser autocrítico. Ha sido un año complicado por las lesiones. El primer entrenador no ha estado más de dos meses y eso no es fácil", mencionó Vilanova en conferencia de prensa.

"El año que viene haría cosas distintas, pero es normal, porque es mi primer año", añadió el estratega "blaugrana", que tiene al club a dos puntos de proclamarse campeón de la Liga de España.

"Nuestra regularidad en la Liga ha quedado demostrada. El Madrid está haciendo una segunda vuelta espectacular y no permitía despistes. Tenemos que pensar que hay que sumar dos puntos, porque el Madrid los conseguirá todos", recordó.

Esta tarde, el Barça sufrió de más para vencer al Real Betis, equipo que se puso en ventaja en dos ocasiones, motivo por el cual Tito le dio minutos al argentino Lionel Messi (56), quien cambió la historia del partido, firmó "doblete" y los suyos ganaron 4-2.

"Si no hubiéramos gestionado así la lesión de Messi, igual no hubiera llegado al partido contra el Betis para ayudarnos. Le falta preparación física, porque ha entrenado poco en este último mes y medio. Hacerle jugar más de la cuenta era y es peligroso", indicó.

"Necesitábamos tranquilidad y este era el partido. Los jugadores estaban convencidos y encontrarte con un gol en contra en el primer minuto no es fácil, pero demostraron personalidad. Y más cuando el segundo lo hacen antes del descanso. Era cuestión de no perder la cabeza", continuó el estratega.

Lo anterior debido a que los catalanes venían de quedar eliminados de las semifinales de Champions League, por un doloroso global de 0-7, frente al Bayern Munich.

Notimex