17 de enero de 2013 / 12:21 a.m.

El dirigente José Hernández Bautista dijo que la PCP tiene detenidas a tres personas que no son culpables de las conductas que se les achacan.

 Guerrero • La dirigencia de Antorcha Campesina (AC) en Guerrero negó que dé protección a pistoleros y denunció que la Policía Civil y Popular (PCP) de Temalacatzingo utiliza el tema de la seguridad para atacar a sus adversarios políticos.

Juan José Hernández Bautista dirigente estatal del movimiento antorchista en Guerrero señaló que la PCP tiene detenidas a tres personas que no son culpables de las conductas que se les achacan, ya que se les acusa de ser sicarios y de tener relación con actos fuera de la ley cometidos en la cabecera municipal de Olinalá.

El dirigente explicó que el fin de semana pasado, un matrimonio de San José Amoltepec llevó a unas personas a Temelacatzingo y fue retenido en el punto de revisión, se identificó y pudo seguir su camino, pero cuando regresó volvieron a marcarle el alto y no se detuvo completamente, “se pasó y en ese momento inició una persecución, lo siguieron hasta su casa en donde había un convivio porque un grupo de personas había ido a pedir la mano de una novia”.

A dicha vivienda indicó que entraron casi 60 gentes armadas y encapuchadas, golpearon a los que estaban dentro y se llevaron a seis detenidos al cuartel que tienen en Temalacatzingo.

El dirigente manifestó que la PCP difundió un comunicado en el que señala que la gente que se llevaron son delincuentes, además de que en la casa de donde los sacaron tenían armas de fuego.

“Aseguran que se les aventó el carro y que hay diez heridos pero nunca los presentan, manejan hechos que no son reales porque si en realidad hubiera armas en ese domicilio ahorita estaríamos hablando de cosas más graves”, apuntó.

Aunque los detenidos eran seis, tres ya recuperaron su libertad, en tanto que los otros tres fueron trasladados hacia la Casa de Justicia que la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) tiene en San Luis Acatlán, en la región Costa Chica.

Hernández Bautista sostiene que la PCP maneja solo difamaciones y manda el mensaje de que utilizará la fuerza para someter con agresiones a los ciudadanos que no comparten su posición política.

“Estamos ante la amenaza de utilizar la supuesta inseguridad para agredir políticamente a la gente, nosotros rechazamos que tengamos pistoleros en Antorcha Campesina, nuestra organización no está por la muerte porque eso no forma parte de nuestra estrategia ni líneas de trabajo”.

Por eso demandó la intervención del gobierno estatal para resolver el problema y lograr la liberación de sus compañeros, además de que se ponga un freno a los abusos que asegura, comete de manera recurrente la PCP de Temalacatzingo.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN