26 de enero de 2013 / 02:01 a.m.

Esta medida fue tomada para exigir a la administración del estado la liberación de tres de sus compañeros detenidos por la Policía Comunitaria, quienes los acusan de ser sicarios.

 Guerrero • La dirigencia del Movimiento Antorchista de Guerrero denunció que la Policía Civil y Popular (PCP) de Temalacatzingo somete a tortura a tres detenidos para que estos envíen cartas a los medios en los que niegan ser víctimas de maltrato.

José Juan Bautista Hernández, dirigente del movimiento antorchista en el estado rechazó el contenido de una carta en la que Jaime Maximino García, Pedro Rosendo Zapoteco y Cándido Navarrete López aseguran que están bien de salud, que en la casa de justicia de Temalacatzingo no se les maltrata y que actualmente viven un proceso de reeducación.

Los antorchistas mantienen un plantón en la entrada principal de Palacio de Gobierno, lugar en el que reciben toda la información que se genera en torno a la detención de sus compañeros, ocurrida la madrugada del 13 de enero.

“Esas cartas que mandan parecen boletines redactados en la oficina de Rossana Mora Patiño, subsecretaria de Asuntos Políticos, una versión contradictoria porque los de la Policía Civil dijeron al principio que los detenidos eran gente ligada al crimen organizado, que les aventaron el carro y que hirieron a diez”.

Continuó: “Ahora solamente dicen que hubo un malentendido, que profirieron algunas palabras altisonantes y que sus faltas no son graves; se trata de una declaración completamente torcida don la que tratan de justificar su agresión diciendo una sarta de incoherencias”.

Señaló que un detenido de manera irregular no puede decir que está bien, sobre todo porque está retenido contra su voluntad.

Presionar a los detenidos para que declaren situaciones falsas dijo que son prácticas de los órganos de justicia que cuestionan las policías comunitarias, pero que ahora cometen para ocultar un abuso.

“Sabemos que los compañeros sufren tortura para obligarlos a decir que están bien, eso no se vale”, reprochó.

Bautista Hernández manifestó que la noche del jueves 24 de enero, la subsecretaria de Asuntos Políticos del Gobierno estatal, Rossana Mora Patiño estuvo acosando a las familias de los tres detenidos.

“Les llamó para pedirles que dejaran el plantón, que mejor se fueran a un hotel y que les darían una buena cantidad de dinero, además de que a las nueve de la mañana de este viernes sus familiares serían liberados”.

Recordó que el compromiso con el gobierno estatal esta que el miércoles e señor Maximino y sus acompañante saldrían de la casa de justicia que la PCP tiene en Temalacatzingo, localidad perteneciente a Olinalá. Como no se cumplió se instaló el plantón en palacio.

Si en el transcurso del fin de semana no logran la libertad de sus compañeros, dijo que marcharán hacia Casa Guerrero y también se manifestarán en el puerto de Acapulco.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN