29 de agosto de 2013 / 12:48 a.m.

Cancún Centro • El alcalde Julián Ricalde Magaña anunció que "el municipio de Benito Juárez se opondrá decididamente" al Dragon Mart en Cancún y aseguró que recurrirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para interponer un amparo contra el fallo del Tribunal Superior de Justicia estatal que ordenó al municipio extender permisos para el proyecto.

En conferencia de prensa, Ricalde Magaña señaló que el Tribunal de Justicia Estatal no debiera penalizar a ninguna autoridad por negar una licencia de construcción y recordó que se trata del interés público, "no pueden obligarnos a renunciar al interés de la comuna para satisfacer derechos privados", añadió.

Señaló que el sustento de la sentencia de negativa ficta –recurso jurídico que obliga a la autoridad demanda a responder a la sentencia— fue originalmente punto central del debate.

"Nosotros presentamos una iniciativa para que el caso se fallara con una negativa ficta –figura que permite a la autoridad emplazada no responder, por ausencia de respuesta expresa y plazo legal–. Pero no prosperó, mi opinión es que el fallo de los magistrados fue excesivo".

Julián Ricalde explicó a los periodistas que el departamento jurídico del municipio considera dos vías de acción: una es apelar ante el mismo tribunal, la otra es un amparo, pero tienen temor de que sea desechado.

"La ley establece que no hay otra instancia y hemos tratado de resguardar al municipio con varios recursos legales, uno de ellos era, precisamente, recurrir a una negativa ficta. Pero esperamos encontrar la mejor vía para proteger a la comuna", dijo el alcalde perredista.

Cuestionado acerca de las posibilidades reales de frenar Dragon Mart, Ricalde respondió:

"Negamos permiso a ese proyecto, esto debe quedar acreditado. Pero, además, ustedes viven aquí y ven todo lo que hemos padecido. El Reglamento Municipal nos faculta para autorizar o no licencias de construcción. En ese orden de ideas señalamos que ese proyecto no cumplía especificaciones legales".

"Seguiremos sosteniendo que tenemos razón. En derecho hay una máxima que dice que ‘Nadie está obligado a lo Imposible’…".

Insistió en que los magistrados se excedieron en la sentencia. "Conceden cinco días a la autoridad municipal para que notifique si el proyecto cumple o no los requisitos y 45 para determinar si se autoriza o no la licencia".

Cuando se le recordó que cualquier recurso que interponga tendrá que ser resuelto en definitiva por el nuevo gobierno municipal que encabeza Paul Carrillo Cáceres, que inicia el 30 de septiembre, Ricalde repuso:

"Cierto, probablemente se vaya a la próxima administración. Es lo más probable pero estamos analizando, quiero dar toda la atención al tema por lo importante que es".

Ricalde concluyó la reunión con una broma. "Nos aplicaron una norma tipo Domino’s Pizza: Si no sale en 30 minutos es gratis… Estoy sintiendo que la próxima será ‘Violaron a la muchacha porque usaba minifalda’. Nosotros hemos actuado bien, pero hay cosas sobre las que no tenemos control y son superiores a nosotros".

FERNANDO MERAZ