4 de junio de 2013 / 04:04 p.m.

Brian Cookson, presidente de la Federación Británica de Ciclismo, anunció hoy su candidatura a la presidencia de la Unión Ciclista Internacional (UCI), cuyas elecciones se celebrarán durante el congreso anual, que tendrá lugar en septiembre en Florencia (Italia).

Cookson, que fue comisario internacional de la UCI desde 1986 a 2009, aseguró en un comunicado que cuenta con el "pleno apoyo" de su federación al mismo tiempo que solicita el apoyo del resto de federaciones ciclistas.

"Hoy tengo el placer de anunciar mi candidatura a la presidencia de la UCI. Cuento con el pleno apoyo de la federación británica y solicito respetuosamente el apoyo de las federaciones nacionales de ciclismo del mundo y de toda la familia del ciclismo internacional", expresó el presidente británico, que ocupa el cargo desde 1996.

La decisión de presentarse a presidente nace, según manifiesta Cookson, de la necesidad de cambiar la idea de "dopaje vinculada al ciclismo" y del carácter "distraído" que muestra actualmente la UCI en torno a esa situación.

"La pasión que tanto yo como muchas otras personas sentimos por el ciclismo no puede esconder el hecho de que nuestro organismo internacional, la UCI, sigue estando enormemente distraído y debatiendo polémicas históricas que resultan perjudiciales", señaló.

"Me presento porque creo fervientemente que la UCI debe adoptar una nueva manera de hacer las cosas y abordar directamente algunos de los desafíos cruciales a los que se enfrenta nuestro deporte. Debemos restaurar la credibilidad del ciclismo", añadió.

Manifestó, además, que si resulta elegido se "dedicará a reconstruir las relaciones con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y a crear con ellos un organismo completamente independiente que aborde el tema del antidopaje en el ciclismo".

EFE