23 de enero de 2013 / 12:41 a.m.

Guerrero • Ante la cantidad de armas de fuego en poder de civiles, la Secretaría de Seguridad Pública estatal pondrá en marcha una campaña de desarme en las siete regiones de Guerrero, también ofrecerá dinero y computadoras a los niños que se animen a cambiar sus juguetes bélicos.

Guillermo Jiménez Padilla titular de la SSP manifestó que en los próximos días pondrá en marcha una campaña de intercambio de armas de fuego por dinero, con la intención de reducir el número de pistolas y rifles en poder de civiles que no están relacionados con el trabajo en materia de seguridad y prevención del delito.

“Vamos a plantear que la gente de manera voluntaria nos entregue sus armas y nosotros les pagamos de acuerdo al tabulador vigente”, señaló el funcionario de la administración estatal.

Agregó: “Incluso voy a cambiar juguetes bélicos por computadoras, para que los niños aprendan a utilizar esos aparatos en lugar de jugar con armas”.

No manejó una fecha exacta, pero indicó que en los próximos días habrá una campaña mediática muy agresiva con la intención de convencer a la población de que es mejor no tener armas en casa.

Dicho programa se realizará en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, con la garantía para quienes entreguen sus pistolas, rifles y escopetas de que no sufrirán ningún tipo de secuela de tipo legal.

“Lo que de alguna manera vamos a plantear, es cambiar armas por dinero o computadoras por juguetes bélicos, incuso algunas tabletas que son muy del agrado de niños y jóvenes”.

Jiménez Padilla estableció directamente que tipo de mensaje se enviará a la población.

“Les vamos a decir que las armas no son buenas, que ya pasaron esos tiempos y hoy las armas son exclusivas para las policías constitucionales”, apuntó. Aclaró que la estrategia no tiene la intención de desarmar a los grupos de policías comunitarios y civiles que se han declarado en autodefensa en Montaña, Costa Chica, región Norte y ahora en la Zona Centro.

Indicó que los rifles y escopetas que portan los comunitarios en muchos casos fueron heredadas de los abuelos a los padres y estos seguramente las pasarán a los hijos, por lo que incluso tienen la opción de registrarlas.

Rogelio Agustín Esteban