21 de enero de 2013 / 03:29 p.m.

El programa de carriles exclusivos para bicicletas comenzará en un mes y en el de los medios de transporte, apenas comenzarán los estudios.

 

San Pedro Garza García.- El alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, dio a conocer el proyecto Gran Vía, en el que se buscará habilitar 110 kilómetros de ciclopistas en el municipio, así como mejoramiento de banquetas y la instalación de un BRT, o en su defecto, un tranvía que conecte el municipio.

Ruiz Cortés detalló que a finales de este mes e inicios de febrero comenzará el proceso de selección de despachos para los estudios de factibilidad, que a su vez tendrán una duración de entre cinco y seis meses para el proyecto del transporte público, y del cual, detalló, podría ser a través de un BRT o un tranvía, e incluso ambos, y que conectarían el parque Rufino Tamayo con el norponiente de San Pedro, dejando además una conectividad para una futura línea del Metro.

Mencionó que si bien no tiene un monto de inversión, espera que sea a través de este proyecto técnico cuando se revisen los costos, mismos que serán comulgados con la autoridad federal para el Presupuesto de Egresos 2014, año en que se planea iniciar el proyecto.

Pese a no tener avances en los costos, el alcalde sampetrino adelantó que el proyecto de este medio de transporte automotor arrancará en el parque Rufino Tamayo hasta un reconocido hotel en la avenida Vasconcelos, para continuar a lo largo de ocho kilómetros en dicha arteria hasta la avenida Morones Prieto; el trazo continúa al poniente hasta el EGAP y el EGADE, así como hasta el campus de la Universidad de Monterrey por la avenida Clouthier. Este proyecto y trazo, señaló Ruiz Cortés, está contemplado para que en el futuro cuando se defina una línea de Metro para San Pedro, pueda conectarse con este BRT o el tranvía, y con ello beneficiar a la población para trasladarlos por San Pedro.

Aunado a ello, Ruiz Cortés amplió que se revisará en su momento la reestructuración de las 54 rutas urbanas que transitan por San Pedro, de las cuales algunas desaparecerían y la gran mayoría sería removida, aunque incluso cabe la posibilidad de crear otras a modo de que mejore la conectividad con el BRT o tranvía.

Además, destacó que algunas avenidas, como Vasconcelos, tendrían ciclovías, en donde en algunas de ellas habría espacio para bicicletas a modo de transporte y otras a recreación, teniendo un total de 110 kilómetros de pistas para ciclistas.

Este proyecto de ciclopistas comenzaría en un mes, aunque detalló que debido a varios factores de reordenamiento vehicular en avenidas al finalizar su gestión habría un avance de entre 15 y 20 por ciento en este rubro.

Los 110 kilómetros son desglosados en diversos tipos de pistas, tales como 31 kilómetros de ciclocarril compartido, es decir, un carril que será utilizado tanto por automóviles como por ciclistas; además 55 kilómetros de ciclocarriles exclusivos, 15 carriles de ciclovía y nueve kilómetros de ciclovía recreativa, que estaría en el interior del parque Rufino Tamayo.

Respecto al esquema de mejoramiento de banquetas, Ugo Ruiz detalló que ya se ha trabajado en la detección de espacios para mejorar, en donde se buscan aceras amplias y con arbolado. Dentro de este apartado del programa de Gran Vía, se pretende volver las aceras no sólo para desplazarse por necesidad, sino para recreación, y en donde expuso que lo costoso será eliminar la contaminación visual de los cableados de luz y teléfono, mismos que serían subterráneos, y que junto con las ciclopistas tendrían la erogación de 100 millones de pesos.

ISRAEL SANTACRUZ