23 de enero de 2013 / 02:31 a.m.

Desde este martes debieron regresar a clases todas las escuelas que cerraron sus puertas en Tecoanapa y Ayutla de los Libres, informó la Secretaría de Educación Guerrero.

 Guerrero • La Secretaría de Educación Guerrero (SEG) confirmó que desde este martes debieron regresar a clases todas las escuelas que cerraron sus puertas en Tecoanapa y Ayutla de los Libres a partir de la movilización contra el crimen organizado, como parte de los acuerdos adoptados con la Policía Comunitaria, los padres de familia y el personal docente de la zona.

Silvia Romero Suárez, titular de la SEG, también llamó a reanudar actividades en los planteles de Ahuehuepan, lugar en el que hace dos semanas los profesores dejaron de acudir por los problemas de inseguridad que ahí se viven.

Romero Suárez manifestó que el lunes por la tarde sostuvo una reunión multitudinaria con padres de familias, maestros y directivos en Ayutla, en un evento en el que también participaron las autoridades municipales y la policía ciudadana que se movilizó desde el 5 de enero.

Dijo que se habló sobre el daño que se provoca en los menores al dejarlos sin clases, situación que generó una intensa discusión entre los participantes y reclamos de mayor seguridad en los 33 planteles de la cabecera.

“Quedamos todos claros de que la herramienta adecuada para lograr la transformación de la sociedad es la educación, por eso hoy tengo el gusto de informar que se reanudan las clases en Ayutla y Tecoanapa”, apuntó.

Durante todo el martes se realizaría un monitoreo de las 44 escuelas que hay en los dos municipios ubicados en la Costa Chica, en caso de que alguno no cumpliera se dialogaría de inmediato.

Pero dio por hecho que no se faltaría a la palabra empeñada en una asamblea sumamente concurrida.

Para afianzar el regresó a clases se pactó el compromiso de revisar las necesidades de infraestructura que tienen las escuelas, además de que se implementarán acciones de seguridad para resguardar a los niños.

Los padres de familia solicitaron la aplicación del operativo Mochila Segura y se aceptó, con la precisión de que éstos siempre se desarrollan sin aviso previo.

El lunes próximo el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Guillermo Jiménez Padilla, quien escuchará los planteamientos de los padres y responderá las dudas que existen.

Mientras, la seguridad de las escuelas está en manos de las policías comunitarias que auspicia la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG).

Recordó las acciones implementadas en Acapulco, donde se instaló una mesa de trabajo con personal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para analizar los casos de profesores que han sufrido robos, extorsiones y amenazas, lo que logró disminuir de manera importante el temor a regresar a las aulas.

Romero Suárez dijo que ese martes viajaría a la región Norte para dialogar con maestros y directores de Ahuehuepan, en donde hace más de dos semanas se dejó de trabajar por cuestiones de inseguridad.

“Vemos que hay miedo de profesores y maestros, pero no es cerrando escuelas como se resolverá el problema de inseguridad, ese es un tema que nos compete a todos y en el que lo importante es buscar soluciones sin parar labores”, anotó.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN