31 de mayo de 2013 / 09:01 p.m.

Ciudad de México • El apagón analógico en Tijuana, Baja California, fue un desastre provocado por la falta de organización de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) en términos técnicos e informativos, aseveró el presidente de la Canitec, Alejandro Puente.

Entrevistado en el marco de la Expo Canitec 2013, el representante de la industria de la televisión por cable calificó este proceso como el "desastre analógico por la falta de organización de la Cofetel; eso -dijo- fue fundamental para que esto no se llevara a cabo.

En opinión del presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec), la "desorganización" del órgano regulador fue tal que el presidente Enrique Peña Nieto tuvo que instruir al titular de la SCT a tomar cartas en el asunto.

"Estoy consciente de que esto deberá suceder de una manera tal y como se marca, pero de una forma ordenada y sin engaños a la población para que esto pueda ser exitoso", expresó.

Sugirió al presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony de Swaan, renunciar a su cargo o evitar el comentario de que otros países registraron menores niveles de penetración digital cuando efectuaron su propio apagón analógico.

"El objetivo de la autoridad y como país no es fijarnos quién lo hizo peor sino superar este rango y como ya tenemos la experiencia de lo que pasó en otros países, hacerlo bien", planteó.

Alejandro Puente dijo que la Cofetel no ha presentado información para entender por qué hubo gente que no pudo obtener el decodificador indispensable para captar las señales digitales de televisión abierta una vez que se deje de transmitir la señal analógica.

"La Cofetel debe sentarse y ver qué le falló y hacer las cosas de manera ordenada y sobre todo, que el presidente de la Cofetel deje de estar haciendo actos desesperados, políticos y mediáticos donde en lugar de ayudar a la población la perjudica", sostuvo.

No obstante, consideró que el calendario de apagones analógicos escalonados en el resto del país que fijó la Cofetel no debe ser modificado, sino realizar este proceso de una manera ordenada y mejor planeada.

En el caso particular de Tijuana, sostuvo que el apagón sí debe ser pospuesto, a fin de las personas que todas las personas cuenten con el decodificador.

"En Tijuana faltó organización para poder obtener una buena distribución de los decodificadores; nosotros comprobamos que no hubo información suficiente para que la gente pudiera acudir a obtener sus decodificadores", concluyó.

NOTIMEX