ANA SALAZAR
19 de mayo de 2013 / 12:04 a.m.

Naucalpan de Juárez • Operadores de combis y autobuses del transporte público no aplicaron este sábado el aumento de un peso al precio del pasaje, debido a que carecen de pirámides tarifarias, que deben ser autorizadas por la Secretaría del Transporte del gobierno estatal.

Juan Sánchez, dirigente de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana, informó que el incrementó se aplazó debido a que no están listas las pirámides tarifarias que deben portar las unidades y a la vista de los usuarios, por lo que espera que en la siguiente semana se aplique el incremento de un peso autorizado por la Secretaria de Transporte.

En este sentido, Edmundo Ranero, subsecretario operativo de Transporte, dijo que aunque el alza ya fue autorizada, los operadores no pueden cobrar la fracción de 20 centavos adicionales por cada kilómetro recorrido.

En el caso del Mexibus, los operadores sorprendieron desde el jueves anterior a los usuarios, quienes se inconformaron por el aumento sin previo aviso, pues de cinco pesos pasó a seis.

La tarifa de la línea 1 y 3 del Mexibús inicialmente era de siete pesos, pero el gobierno estatal la redujo a cinco pesos y paga subsidio de los dos pesos faltantes a la empresa operadora, aunque ahora dicho subsidio se redujo a un peso.

En este sentido, Juana Sánchez refirió que con la autorización del incremento de un peso, “en automático se eleva la tarifa del Mexibus un peso”.

En este sentido, Edmundo Ranero refirió que el incremento es facultad de la Secretaria de Comunicaciones, por lo que se realizarán operativos para que los concesionarios del Mexibus respeten la tarifa de cinco pesos; de lo contrario, serán acreedores a una sanción económica de entre 500 y dos mil salarios mínimos.

El pasado 15 de mayo, el gobierno estatal anunció el aumento a la tarifa del transporte público de siete a ocho pesos por recorrido inicial de cinco kilómetros, más 20 centavos por kilómetro adicional, medida que entraría en vigor este sábado.

En la Gaceta del Gobierno del Estado de México del 16 de mayo, se publica que “para facilitar el cobro de la tarifa con moneda fraccionaria, se aplicará un redondeo al múltiplo más cercano a los 0.50 centavos, mismo que se describirá en la pirámide tarifaria que emitan las delegaciones regionales”.

Además se lee que los concesionarios deberán exhibir en original la tabla con la pirámide tarifaria autorizada vigente, en cada uno de los vehículos afectos a la prestación del servicio de transporte público de pasajeros, debidamente firmada y sellada por la delegación regional que corresponda.

En tanto, diputados, regidores y militantes del PRD en el Estado de México iniciaron una campaña de difusión entre la ciudadanía para rechazar el aumento a las tarifas del transporte público.

Los perredistas se apostaron en la estación del Metro Cuatro Caminos, en Naucalpan; la terminal Cuautitlán del Tren Suburbano, en Cuautitlán, y en otros paraderos y derroteros importantes del transporte público para repartir folletos de rechazo al aumento de tarifas.

También, Tomás López, dirigente del Comité Nacional de Democracia Social, organización adherente al PRI, criticó el alza a la tarifa mínima del transporte público, pues este es deficiente, de mala calidad y sin un cambio en la actitud de quien presta ese servicio que además es caro, por lo que consideró que el incremento se debe aplazar.