21 de marzo de 2013 / 03:20 a.m.

El coordinador de los alcaldes dijo que plantearían algunas modificaciones a la propuesta del gobernador a fin de proteger municipios y evitar que se les dañe en el presupuesto.

 Guerrero • Los 42 presidentes municipales del PRD y su dirigencia estatal decidieron aplazar la firma del convenio para poner en marcha el mando único policial en Guerrero, bajo el argumento de que todavía no tienen la certeza del impacto financiero que eso les representará.

Los jefes de cabildo que militan en el partido del sol azteca se reunieron en Chilpancingo la jornada del miércoles 20 de marzo.

La noche del martes 19, su coordinador Crisóforo Otero Heredia se reunió con su similar del PRI, Mario Moreno Arcos en el ayuntamiento de Chilpancingo y acordaron impulsar el planteamiento del mando único.

En la entrevista que ambos líderes otorgaron, casi dieron por hecho la firma del convenio en un evento convocado para la mañana del jueves, sin embargo, reconocieron que se reunirían con sus compañeros para comentar algunas inquietudes.

En el caso del PRD, la cita para sus alcaldes se fijó a las once de la mañana en un restaurante ubicado sobre la salida sur de la ciudad.

El presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca fue de los primeros en dar a conocer su resistencia en sumarse al proyecto de manera inercial, ya que tenía información de que el recurso destinado para Seguridad Pública en los municipios se quedaría en manos del gobierno estatal, tras la creación de un fideicomiso.

Pero esa solamente fue una de las dudas generadas en los jefes de cabildo emanados del PRD, en la reunión que se desarrolló a puerta cerrada surgieron más.

Ya entrada la tarde, la dirigencia encabezada por Carlos Reyes Torres como presidente y Jesús Evodio Velázquez como secretario general, ofreció una rueda de prensa para explicar su determinación.

“Hemos decidido solicitar al gobernador del estado, que pueda aplazarse la firma de este convenio en un tiempo determinado, pactado por esta fracción de alcaldes con el gobernador del estado”.

De todos los ediles que acudieron a la reunión, solamente el de Tlacotepec, Mario Alberto Chávez Carvajal manifestó que si acudiría a la convocatoria del gobierno estatal, misma que estaba planteada para el jueves por la mañana en la residencia oficial Casa Guerrero.

“Yo sí estoy con el gobernador en el proyecto del mando único”, dijo el primer edil de Eliodoro Castillo.

Aunque Chávez Carvajal solamente es uno de 42, actualmente funge como vicepresidente de la Asociación de Autoridades Locales de México (ALMAC), que aglutina a todos los alcaldes de izquierda del país.

Los demás señalaron que no acudirán a la reunión de este jueves, con la intención de que haya espacio para una discusión más profunda sobre las implicaciones del mando único y sobre todo en el terreno financiero.

“Así nos llame el mismo gobernador, nuestra posición va en el sentido de no acudir”, señalaron.

Carlos Reyes Torres, dirigente estatal del PRD no descartó la posibilidad de que haya foros regionales para abordar el tema, por el interés que han mostrado alcaldes y representantes de la sociedad para trabajar sobre el asunto.

Crisóforo Otero, coordinador de los alcaldes señalo que podrían plantearse algunas modificaciones a la propuesta del gobernador, para efecto de proteger a los municipios y evitar que se les dañe presupuestalmente.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN