15 de junio de 2013 / 07:06 p.m.

Mérida • El secretario estatal de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, informó que aplican un cerco sanitario en torno a una unidad habitacional al oriente de esta capital, luego de detectar un foco rábico en días pasados.

El funcionario estatal detalló que en primera instancia se atendió y mantiene vigilancia sobre todos los miembros de una familia que tenía contacto directo con el animal ?unas seis personas-, sin que exista indicio de contagio de la enfermedad, el segundo caso en el presente año.

Además, se aplica un cerco sanitario en cinco kilómetros a la redonda del fraccionamiento "Héroes", donde habitaba el animal, a fin de garantizar que todos los perros que se ubican en esa zona cuentan con la vacuna debidamente aplicada y tampoco presenten sintomatología asociada a rabia.

"Ya se aplicó el cerco sanitario, ya se están haciendo las acciones normativas para verificar que otros perros no tengan ?rabia- y se les está poniendo la vacuna a todos lo que se están en un radio de cinco kilómetros", resaltó.

Expuso que de acuerdo con las primeras investigaciones, el foco rábico ?reportado hace unos 10 días- pudo generarse a partir de la agresión de fauna silvestre a esta mascota, situación que enfatizó: "desgraciadamente es algo que no podemos evitar".

Recomendó a la ciudadanía que tenga vacunadas a sus mascotas y que las mantenga en el domicilio, pues soltar a un animal para que se pasee en la calle incrementa el riesgo de que adquiera rabia.

A pregunta expresa, Mendoza Mézquita resaltó que al igual que en el primer caso reportado en enero pasado en la comisaría meridana de Cholul, al norte de la capital, existe la presunción de que en esta ocasión la mascota afectada fue vacunada contra la rabia.

Muchas veces, indicó, no se vacunan a nivel de Sector Salud "y no tenemos la absoluta certeza de que el manejo de la vacuna haya sido adecuado, y siempre queda la duda de que fue vacunado. Ahora no podemos tener la certeza de que fue una dosis efectiva".

Recordó que el estado de Yucatán es de las pocas entidades federativas del país que tienen más de siete años en los que no se ha presentado rabia en humanos.

"Nuestra recomendación, dijo el funcionario estatal, es mantener a las mascotas en casa y vacunarlas en lugares donde puedan ser sitios seguros de que el manejo de la vacuna ha sido el adecuado", dijo.

 

NOTIMEX