19 de febrero de 2013 / 11:23 p.m.

El alcalde del municipio mencionó que están esperando que concluyan las investigaciones por parte de la Procuraduría sobre el robo de las vigas para poder avanzar con la reparación, ya que estos cierres han afectado gravemente la vialidad.

 

Monterrey.- • El alcalde de Apodaca, Raymundo Flores Elizondo, informó que a más tardar esta semana la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León deberá de concluir con las investigaciones que realiza en el tema de los puentes dañados y espera para este viernes iniciar con las reconstrucciones.

Flores Elizondo manifestó que este miércoles buscará hablar con el procurador Adrián de la Garza para tener una respuesta.

El edil refirió que desde las afectaciones en los puentes, donde incluso uno tuvo que ser cerrado a la circulación, la vialidad se ha visto seriamente trastocada.

“Se supone que antes de que acabe esta semana me dan los documentos para que ya pueda actuar, tengo varias vías de comunicación cerradas, necesito con urgencia poder reparar y abrir.

“Espero que estas investigaciones, que al parecer ya concluyeron, nosotros podamos tenerlas en nuestro poder para poder meter mano y los recursos que se necesitan. Se nos ha ocasionado un tráfico intenso en la cabecera por las vías de comunicación cerradas. Es suficiente, yo espero que el señor Procurador me dé la noticia hoy (ayer) de que ya se pueda iniciar con los trabajos y ponernos a trabajar en ello”, dijo.

Flores Elizondo detalló que la semana pasada tuvo una reunión con las autoridades estatales, por lo que confía en que esta semana los documentos oficiales le sean entregados.

“Necesitamos esos documentos oficiales para poder movernos. Inmediatamente de que nos los den, iniciamos reparación inmediatamente, trabajaremos día y noche inmediatamente el día que me digan que ya está, tengo la gente preparada para trabajar”, argumentó el edil.

El pasado mes de diciembre, delincuentes robaron vigas de acero de cinco puentes del municipio de Apodaca, donde el de Prolongación Reforma tendrá que demolerse e incluso permanece cerrado.

Las autoridades municipales lograron capturar a cinco hombres como presuntos responsables de estos hechos, quienes pretendían vender el material como chatarra para sacar unos cuantos pesos.

La estimación para reparar las vías se estima en más de 40 millones de pesos, recursos que buscará el alcalde a través del Gobierno estatal y federal.

MARILÚ OVIEDO