IGNACIO ALZAGA
16 de junio de 2013 / 01:37 p.m.

Ciudad de México • A partir del lunes, la defensa del ex gobernador Andrés Granier iniciará el desahogo de pruebas de descargo ante la Procuraduría General de la República e interpondrá otros amparos para protegerlo de otras posibles acusaciones.

El penalista Eduardo Luengo Creel dijo que confía en que el Poder Judicial de la Federación, le conceda la suspensión provisional de amparo contra el arraigo que autorizó un juez del fuero común con sede en Tabasco.

En entrevista, dijo que tras la extensa declaración de su cliente en la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada, ahora demostrará que son falsas las acusaciones por el presunto desvío de recursos del erario.

"De ninguna manera tengo temor a la manera en que proceda la PGR, tras las declaraciones del químico y el desahogo de pruebas que iniciaré este lunes, se demostrará que él es ajeno a los hechos que se le imputan", agregó.

Dijo que Granier continúa bajo estricta observación médica, ya que esta madrugada presentó dolores en el pecho por lo que se le practicaron nuevos estudios.

"Pasó una mala noche, tuvo dolores, le hicieron un electrocardiograma y lo estabilizaron (…), a partir del lunes también empezaré a ofrecer pruebas en la PGR para que se confirme que él es ajeno a los hechos que le imputan".