6 de octubre de 2013 / 04:48 a.m.

Luego de caer ante el Atlante en Cancún 2-1 y quedar prácticamente sin posibilidades de calificar a la Liguilla, el entrenador de los Rayados señaló que no hay que bajar los brazos, reconociendo que ahora tienen la ilusión de la Copa, competencia en la que están en semifinales.

"Cuando yo llegué hace poco menos de mes y medio la intención era revertir la situación para poner al equipo en zona de calificación, si no lo logramos no será simplemente por que nos ha hecho falta trabajar, es algo que se viene arrastrando".

"Tengo que ocuparme en trabajar y dar resultados, lo importante en estos momentos es que tenemos una semifinal en Copa y que hay que apostar todo por ello".

Para el estratega la clave de la derrota fue la falta de contundencia al decir que: "tuvimos oportunidades muy claras en el primer tiempo y no las concretamos".

El Monterrey enfrentará el próximo 23 de octubre (tentativamente) al Morelia en la cancha del Tecnológico en la semifinal de la CopaMX.

El próximo viernes enfrentará al Santos Laguna en la cancha del TSM en partido de la jornada 14 del torneo de Liga.