10 de septiembre de 2013 / 10:51 p.m.

Acapulco de Juárez • La propuesta del gobierno federal de pagar directamente a los maestros en todo el país fue celebrada por el gobernador del estado de Guerrero Ángel Aguirre Rivero.

En entrevista durante una gira de trabajo en la zona poniente del municipio de Acapulco, donde inauguró un Polideportivo en la colonia Jardín Azteca, dijo que esa decisión del gobierno federal ayudará a reducir de tajo las deudas en las entidades de la República Mexicana.

"No está muy claro cuál va a ser el mecanismo, entiendo que los recursos seguirán transfiriéndose al Estado y nosotros seguiremos haciendo los pagos, pero todo lo que tiene que ver con incremento salarial y ese tipo de negociaciones se hará en un solo convenio".

Lo veo bien –dijo–, "antiguamente así era y la verdad es una manera de ir resolviendo también las deudas que casi todos los estados de la República padecen en materia de salarios y prestaciones de nuestros maestros", explicó Aguirre Rivero.

Como se informó en la propuesta de la reforma fiscal, el gobierno federal contempla transformar el actual Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB) al de Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Operación (FONE) con lo cual la Secretaría de Educación Pública (SEP), controlará la nómina de todos los trabajadores de la educación en el país.

Para el gobernador guerrerense dichas acciones permitirán bajar todos los gastos en materia educativa.

"Así, al asumir nuevamente la responsabilidad el gobierno (federal) los obliga, primero, para hacer una disminución de tajo con lo que son las deudas que padecemos las secretarías de educación".

"Y segundo, esto va a permitir que la reforma educativa no solo vea la parte laboral sino implica un mejoramiento de la infraestructura de los centros educativos", detalló Ángel Aguirre.

Con relación al paro laboral programado para mañana por maestros disidentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), lamentó esta actitud, pues dijo que hay acuerdos para continuar con las clases.

Y advirtió que de acuerdo con la aprobación de las leyes secundarias en el rubro educativo, los maestros no podrán faltar tres días sin justificar la ausencia, pues se le quitaría la plaza.

También se refirió al cierre de ocho planteles educativos en Acapulco, por el crimen de un profesor, a lo que el mandatario estatal, dijo que de acuerdo con la información de la fiscalía guerrerense el crimen se debió a una situación de carácter personal y no con motivo de la inseguridad.

"Hoy se reabrieron (las escuelas) pues les dotaron de policías y se reforzó la seguridad", concluyó.

JAVIER TRUJILLO