18 de noviembre de 2013 / 09:23 p.m.

Minutos después de las 11:00 las sonrisas y las caras de alegría en las decena de niños presentes en Zuazua se dejaron ver pues los jugadores de Tigres comenzaron a salir y a repartir fotos y autógrafos a su afición.

Y no solo fueron los niños, familias enteras se trasladaron kilómetros para poder estar con sus ídolos y poco más de 100 disfrutaron de un día festivo diferente y salieron de la Cueva en Zuazua contentos con la fotografía y autógrafo de los felinos.

Prácticamente todos los jugadores felino detuvieron sus coches en el estacionamiento de la Cueva en donde aguardaban los aficionados y amablemente los atendieron y convivieron con sus hinchas.

"Pulido, Pulido, Pulido", aclamaron la centena de aficionados cuando vieron que el joven delantero detuvo su coche e incluso bajó de él para atenderlos, regalarles su rúbrica y tomarse la foto del recuerdo

Otro de los más asediados fue Edgar Gerardo Lugo quien recibió abrazos y palmadas en la espalda de muchos incomparables. "Eres grande Lugo, tu sabes ser titular", le dijo un aficionado, algo que le robó una sonrisa al ex jugador del Santos.

"Sabemos que siempre entrenan a pueda cerrada pero en lugar de quedarnos en casa pues nos quisimos lanzar a la aventura y pues nos fue muy bien. Mis hijos son Tigres se corazón, yo también y pues ya tenemos este recuerdo.

"Agradecer a los jugadores se hayan parado y nos hayan atendido, es un buen detalle que nunca se olvida, nunca habíamos venido y pues valió la pena", dijo Jaime Esparza, aficionado que juntó a sus tres hijos acudió a La Cueva en Zuazua.

Tigres continuara con sus entrenamientos en Zuazua este martes a puerta cerrada, preparando el partido de ida de los cuartos de final ante el América.

CIFRA

100 aficionados se hicieron presentes en el entrenamiento rinde Tigres

Diego Armando Medina