19 de abril de 2013 / 03:01 p.m.

Monterrey  • El municipio de Monterrey aprobó en sesión extraordinaria de Cabildo reestructurar la deuda con la banca comercial, la cual esperan quede concretada a más tardar en mayo.

Dicho dictamen fue aprobado por unanimidad tras ser presentado por el síndico David Ochoa Pérez, quien es integrante de la Comisión de Hacienda municipal.

  "Se autoriza al municipio de Monterrey para que mediante sus representantes legales se lleve a cabo la contratación con la banca de desarrollo de uno o más créditos hasta por un monto global de 1 mil 406 millones 10 mil 23 pesos con 89 centavos, el cual se destinará para cubrir el saldo del refinanciamiento o reestructura de la deuda previamente contratada con las instituciones de créditodescritas", explicó Ochoa Pérez a los presentes.

  Por su parte, el tesorero Rafael Serna detalló que esta nueva autorización obedece a que el mercado financiero ha estado fluctuando y cuentan con una mejor propuesta, y se podría conseguir una tasa de intereses mucho mejor a la que se tiene actualmente.

Una medida positiva

Agregó que el beneficio será para ahorro del municipio. "Las condiciones que creo vamos a conseguir, creo serán las mejores en este momento del mercado por lo tanto el municipio deberá traer un ahorro en tres años de 160 millones de pesos", manifestó el tesorero.

Por otra parte, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arrellanes Cervantes explicó en entrevista que el beneficio de esta reestructura favorece porque existirá un ahorro, ya que la tasa de intereses será fija y no variable como la que se tiene en la actualidad.

"Estamos actualmente con una tasa de 1.60, lo que equivale a una tasa de interés que vamos a pagar es de 5.95. En aquel entonces la TIIE estaba en 7.5 y 7.9.

"El total que se pagó fue de 10.48 de tasa de interés y fue amarrada a perpetuidad", dijo la alcaldesa.

Oposición acepta

Los regidores del PRI señalaron estar de acuerdo con esta reestructura, a pesar de que era la tercera vez que se presenta una solicitud de autorización.

Durante la sesión entró en discusión el crédito de la administración de 2005, que en la sesión del 14 de marzo fue calificada por la alcaldesa como "leoninas", desatando comentarios de los regidores por los cuales la alcaldesa se vio en la necesidad de defenderse.

"Leonino no deja ser leonino, lo vote quien lo vote, y reitero esa tasa fija a perpetuidad nunca debió de ser aprobada, no hago calificativos a las personas sino a un contrato", puntualizó la alcaldesa.

ZYNTIA VANEGAS